La soja sube fuerte en Chicago pero no impacta en Argentina

La soja sube fuerte en Chicago pero no impacta en Argentina
Se complican los embarques desde el país por un cambio en las reglas de juego.
La soja experimentó ayer una suba importante en Chicago. Trepó US$ 6 y se convirtió en el precio más alto en ocho semanas. En condiciones normales, sería una gran noticia para la Argentina, ya que la soja y sus derivados constituyen por lejos el principal producto de la canasta exportadora. El año pasado, el complejo soja embarcó por casi US$ 20.000 millones, el 35% del total.

Pero esta vez el alza en Chicago no tendrá impacto en la Argentina. Más bien, es una consecuencia de las complicaciones que impiden un normal flujo de embarques desde la Argentina. De esta manera, los compradores se trasladan al mercado estadounidense, el segundo proveedor mundial de harina, recalentando los precios.

Ya había dificultades con el volumen de la cosecha, afectada por una grave sequía. Por otro lado, los productores se han mostrado remisos a vender el remanente de la cosecha anterior, ya que los precios exhiben una tendencia alcista, el dólar sube con una tablita definida, y hay esperanza de que se logre alguna rebaja en las retenciones, como promete la oposición en el Congreso. En estas condiciones sólo venden los que no resisten el apremio de sus acreedores. Y sólo en su medida y armoniosamente.

Este panorama complicó el ingreso de divisas, ya que los exportadores solo traen los dólares necesarios. Si los chacareros no venden, el ingreso baja, para preocupación del Banco Central. Frente a la escasa oferta de soja argentina, las empresas que procesan la mercadería en las fábricas sobre el Paraná, aprovechaban la existencia de un régimen de admisión temporaria para traer soja paraguaya. Podían ingresarla sin pagar arancel de importación, ni IVA, ni Ganancias. La procesaban, convirtiéndola en harina y aceite, y la reexportaban. Pero esta semana la AFIP cambió las reglas: tendrán que pagar IVA y Ganancias. Lo complicado es que la misma AFIP no devuelve el IVA a las exportadoras, desde agosto de 2008. Y su titular, Ricardo Echegaray, anunció que no lo hará mientras estén siendo investigadas por presuntas maniobras de evasión o elusión. Los exportadores que solo operan desde la Argentina, con contratos cerrados y que contaban con soja paraguaya, tendrán que cancelarlos. La decisión oficial apunta a que fuercen a los chacareros a entregar su soja. "Es como si el dueño de una sala cinematográfica obligara a los actores de la película a ir a buscar al público a sus casas", parodió un agente del mercado.

Comentá la nota