La soja sostiene la obra pública provincial

El ministro Testa admitió que la coparticipación de fondos por exportaciones de la oleaginosa mantiene el plan previsto.
En plena crisis financiera de la Provincia, con los recursos que la Nación le gira a Córdoba por la coparticipación de las retenciones a las exportaciones de soja, el Gobierno mantiene encendida la llama de parte de su plan de obras públicas.

Se trata de entre 20 millones y 25 millones de pesos que entran mensualmente a la Provincia y que corresponden al 70 por ciento de los fondos coparticipables que le tocan a Córdoba. El otro 30 por ciento es distribuido a municipios del interior.

"Los recursos que estamos teniendo para obras públicas son los de la soja; no vamos a lanzar obras nuevas y tampoco habrá aportes adicionales del Tesoro provincial", resumió ayer Hugo Testa, ministro de Obras y Servicios Públicos, ante una consulta de La Voz del Interior.

Otra parte de los trabajos que ejecuta la Provincia se financia con créditos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o del Banco Mundial, como los nuevos hospitales, escuelas o la reconstrucción de rutas.

En medio de las dificultades financieras que amagaron con afectar seriamente el pago a los empleados públicos y jubilados, el "yuyito" salvó la continuidad del programa.

Las retenciones a las exportaciones de soja llevarán este año a las cuentas públicas nacionales unos 5.700 millones de dólares, de los cuales Córdoba recibirá por coparticipación unos 170 millones, aunque su aporte superará los 1.600 millones de la moneda estadounidense en la próxima campaña.

Cautela. Testa fue cauteloso sobre la continuidad de las obras. "Dentro de la precaución y la prudencia que hay que tener, el plan marcha normalmente, con los recursos específicos de nuestra área. Los proveedores vienen con un atraso mínimo, en comparación con lo que sucede en otras provincias. Esto no quiere decir que en el futuro no nos atrasemos", advirtió.

Sin embargo, en el sector de la construcción se advierte que "la obra pública pende de un hilo". Incluso, un vocero del sector aseguró que el martes de la semana pasada el Banco de Córdoba cortó la operatoria de descuentos de certificados.

"Nos dijeron que esta semana se regulariza. Está claro que si el Banco no financia los certificados, la obra se para", aseguró el empresario que pidió reserva. La entidad crediticia tiene un tope de 300 millones de pesos para adelantar los pagos a proveedores y se calcula que hay alrededor de 180 millones de pesos trabados.

En tanto, la obra pública ejecutada por la Provincia que depende del presupuesto nacional también está en problemas.

"La Nación no nos está girando recursos, ni a nosotros ni a las empresas que están trabajando para Vialidad Nacional; creemos que en setiembre puede haber alguna novedad", explicó Testa.

Al repasar algunos de los proyectos, el ministro aseguró que continúa su marcha la construcción del ascenso al camino del Cuadrado en Punilla, donde hay 11 kilómetros que están en ejecución. El empalme entre esta vía de montaña y la ruta nacional 38 todavía no comenzó, pero la obra continúa.

También avanzan las colectoras en la avenida Padre Lucchese en Villa Allende, con una rotonda estratégica en el sector. La Provincia espera la liberación de otra parte de la traza para concluirla antes de marzo.

Por otra parte, el Ministerio está a la espera de que se avance con la documentación multilateral entre la Argentina y Brasil para que las empresas que ganaron la licitación para la construcción de los gasoductos puedan iniciar sus actividades en diversas zonas del interior provincial.

Comentá la nota