La soja sigue en alza en Chicago y se acerca a u$s 365 la tonelada

Los precios de la soja siguen alentando las esperanzas del Gobierno en cuanto a que 2009 puede ser mejor en materia fiscal a lo que se preveía cuando estalló la crisis global.
Y el foco está puesto en la soja. Tanto en Chicago como en el mercado local, la oleaginosa mantuvo ayer el camino ascendente que recorre desde hace más de 10 días, lo que le permitió recuperar 26% de su valor desde el mínimo registrado hace un mes.

Las mejoras responden a fundamentals granarios: crece la preocupación por la sequía en Brasil y Argentina, que puede limitar los rindes de ambas cosechas, que estarán disponibles para mayo. Se teme, y por eso el efecto alcista sobre los futuros de la soja, que los stocks mundiales del poroto no alcancen o queden muy apretados para satisfacer la demanda de China e India, que se mantendrá casi sin variaciones a pesar de la crisis global.

Los analistas esperan que las mejoras se mantengan al menos en las próximas semanas y calculan que el próximo techo a superar está en torno a los u$s 380 la tonelada.

Si se cumplen esas previsiones, los ingresos por retenciones –si se mantienen en 35%– mejorarían unos u$s 1.000 millones, lo que aliviaría las cuentas fiscales del año electoral. Con la actual tendencia, los funcionarios se entusiasman con que tal vez el viento de cola, que comenzó a molestar al modelo con la abrupta caída de los precios de los commodities, puede estar virando nuevamente y convertirse en una brisa favorable que, además, ayude a calmar los ánimos ruralistas, que por estas horas definen cómo empezar su cronograma 2009 de protesta.

Esa esperanza oficial, así como que el oro verde vuelva a apuntalar la recaudación, se basa en que hace una semana la soja disponible en Rosario superó los $ 800 la tonelada, lo que llevó a los productores a deshacerse de mucho del grano que guardaban en las silobolsas. Ayer, con una cotización de hasta $ 820 (alza de 2,8%), en Rosario se operaron 10.000 toneladas, habitual en otras épocas.

Comentá la nota