Soja: prevén un incremento de precios en esta campaña

El año no viene tan mal para la soja. Si bien los números de la actual campaña se recortaron por las pérdidas que ocasionó la sequía, las tendencias en materia de precios son optimistas para la oleaginosa en el corto plazo — en estos días casi tocó los 1.000 pesos por tonelada en la plaza local— y en el futuro inmediato, ya que los analistas avizoran firmeza en las cotizaciones e inclusive hablan de subas de hasta 50 dólares.
Las estimaciones de la cosecha sojera 2008/2009 cayeron en picada cuando las máquinas entraron a trillar a los campos y se comprobó «in situ» el verdadero efecto de la sequía. Los más optimistas señalan que habrá una producción de 38 millones de toneladas y hay quienes la sitúan en los 32,6 millones.

   Este retroceso repercutió en el mercado de Chicago, dándole un impulso a la oleaginosa que el viernes cerró por encima de los 380 dólares y llegó a bordear nuevamente los 1.000 pesos en el Disponible de Rosario. Pese a las constantes oscilaciones, los analistas ven una tendencia sostenida en materia de precios y vislumbran un buen número para este ciclo.

   Alejandra Raspo, de Mercampo, aseguró que la soja puede tener un piso en los 910 pesos y estar por encima de ese valor. "Son precios para no dejar pasar. Es un momento para hacer liquidez y posicionarse para la próxima campaña", apuntó y agregó: "Vamos camino a mantenernos en ese rango, y está muy influenciada por el petróleo y la tendencia financiera".

   Para Daniel Miró, de la consultora Nóvitas, hay cierta firmeza en el mercado internacional que se traslada al local por las necesidades de la industria. Aunque advirtió que "tampoco es para dormir sin frazada" y aseguró que esto es así porque las fábricas están muy golpeadas por las distintas medidas oficiales como la restricción al régimen de importación temporaria. "Hay que tener en cuenta que pueden haber coletazos del mercado internacional por la crisis financiera y pueden registrarse algunas caídas", dijo. Por otra parte, "el mercado no tiene asumido el recorte de la cosecha argentina y la demanda de Estados Unidos, que no tiene soja", agregó.

   Pablo Adreani de la consultora Agripac, coincidió con la firmeza del mercado en el segundo semestre del año, de la mano de las pérdidas en la cosecha Sudamericana que alcanzan los 17 millones en Argentina, 10 millones para Brasil y 3 millones menos en Paraguay. También indicó que el mundo va a tener un déficit de harinas y aceites muy importante. "Estados Unidos sólo puede recuperar el 20% para el 2010", dijo y estimó que la soja podría subir en el mediano plazo unos 50 dólares.

Comentá la nota