Soja: otro grupo inversor eligió a Formosa

El Grupo La Redención-Sofro siembra en esa provincia desde mediados de julio hasta septiembre; hoy, en plena cosecha, el rinde promedia los 2500 kilos, según lo publica el diario La Nación de Buenos Aires en el suplemento Campo del sábado último.
Y se hace notar que la soja sigue expandiendo su frontera es un dato que se puede corroborar campaña tras campaña, con productores que apuestan a realizar el cultivo hasta en los rincones más alejados de la pampa húmeda.

Señala La Nación que esa tendencia no se agota allí ya que en esa movida hay, además, empresas de siembra que buscan innovar con nuevas alternativas sobre cómo hacer la oleaginosa.

Y consigna que uno de estos casos es el que representa el Grupo La Redención-Sofro, que está produciendo soja en Formosa. Y lo hace con unas cuantas particularidades: se planteó el cultivo en un esquema de "soja de invierno-primavera".

Mientras en otras zonas la oleaginosa está en pleno desarrollo, allí, en la zona de Misión Tacaaglé y Laguna Blanca, en el centro este provincial, se encuentran cosechando. Van por el 25 por ciento de una superficie de 3500 hectáreas que, según proyectan, tendrá un promedio final de entre 2600 y 2800 kilos de promedio. En este momento rondan los 2500 kilos. Allí, en tierras alquiladas el rinde indiferencia ronda los 1800 kilos.

Claudio Romero, gerente de producción regional de la empresa, contó cómo llevan adelante el esquema de soja de "invierno-primavera" en Formosa.

En primer lugar, todo surgió de la misma mano del corrimiento de la frontera agrícola. Pero, además, según contó Romero, por la necesidad también de transformar a una empresa de seis meses de ingresos a otra con nueve meses de ingresos por año. En esta empresa, después de la cosecha de esta soja siempre va otro cultivo, en el marco de un planteo de doble cultivo.

Con este modelo de soja invierno-primavera logramos ingresos en diciembre, enero y febrero. Después, de marzo hasta junio tenemos más ingresos por la cosecha habitual (soja de primera y maíz de primera) y luego, en julio y agosto, tenemos los ingresos por los cultivos de segunda (maíz de segunda, sorgo de segunda, y trigo de verano)", comentó Romero.

Comentá la nota