Software argentino para chicos discapacitados

Una computadora oraliza las órdenes que le dan los alumnos. Lo pueden usar desde personas con discapacidades neurolocomotoras hasta ciegos.
Enzo tiene 27 años, no puede hablar y usa silla de ruedas porque casi todo su cuerpo está paralizado. Hasta hace tres años, sólo lograba comunicarse cuando, con mucha dificultad, señalaba objetos con su cabeza a través de un puntero que usaba como vincha. Su vida se modificó cuando un software, creado por alumnos de una escuela técnica bonaerense, le permitió por primera vez decirle "gracias" a su familia.

En 2004, alumnas del Profesorado en Educación Especial 22 le plantearon al profesor de Informática Luis Acquarone la carencia de dispositivos especiales para personas con capacidades diferentes. Acquarone trasladó la inquietud a los alumnos del último año de la tecnicatura en Informática Personal y Profesional de la Escuela Técnica N° 2 "Luciano Fortabat", de Olavarría, y ellos se pusieron a trabajar. El proyecto ABC+ busca guiar a los docentes en el uso de nuevas tecnologías y estimular a los alumnos discapacitados a controlar su propio aprendizaje. "Nuestro trabajo en formación tecnológica dentro de la escuela ha estado orientado a la construcción de una sociedad justa, fraterna y solidaria, capaz de aceptar naturalmente la diversidad humana", explica el profesor a Crítica de la Argentina.

El principal beneficio del Software ABC+ o Santa Lucía –su versión más moderna– es aquello que le permitió a Enzo comunicarse: la computadora oraliza cada tecla que el alumno asigne, ya sea letra a letra, por palabra o por frase. Teclado, mouse y pedales sensibles al impacto son algunos de los dispositivos que ofrece el programa, según las capacidades del estudiante. "Una persona con discapacidades neuromotoras puede seleccionar opciones que se le presentan en pantalla –por ejemplo, ‘comer’, ‘dormir’, ‘baño’, o ‘gracias’– y la selección se escucha a través de los parlantes de la computadora. Además permite, mediante juegos didácticos, que personas ciegas aprendan a usar el teclado convencional sin necesidad del Braille, que es muy costoso", describe Romina Silberman, jefa del departamento de Informática de la Escuela Fortabat.

La primera búsqueda del proyecto ABC+ fue desarrollar un programa para alumnos con discapacidades neurolocomotoras. Luego se sumaron facilidades para chicos ciegos o disminuidos visuales, y la última aplicación, que se concretó el año pasado, está orientada a estudiantes sordomudos. "Por eso la iniciativa lleva el signo +, para seguir desarrollando el software base, e incluir a todas las discapacidades que se puedan ir investigando", aclara Acquarone. La escuela distribuye el programa de forma gratuita a cualquier entidad que lo solicite y asegura que funciona sin problemas en cualquier computadora multimedia. Pablo Wagner, vicedirector de la institución, precisa que la escuela se encuentra en la etapa de distribución del software a distintos puntos del país y, orgulloso, agrega: "Recibimos el Premio Presidencial como escuela solidaria. Es un concurso que hace el Poder Ejecutivo nacional y nos lo entregó la Presidenta".

En qué consiste el programa

El software ABC + está programado en Visual Basic 6.0 y funciona en cualquier computadora multimedia.

– Teclado virtual: aparece en la pantalla y se maneja con un mouse especial.

– Graficador: permite dibujar en color y con sonidos.

– Comunicador pictográfico: hay celdas con palabras de uso cotidiano. El alumno elige las que precisa y se van inscribiendo en la parte inferior de la pantalla. Al concluir la oración deseada, el programa reproduce la frase entera.

– Mouse especial: es un hardware desarrollado con soporte para cabeza, dedos o palmas de la mano. Se puede confeccionar de acuerdo con necesidades particulares.

– Sonorización de textos: se escucha lo seleccionado en el monitor, letra por letra, palabras completas o por línea.

Comentá la nota