El socio de Kirchner sigue comprando tierras a precios baratos en El Calafate

El socio de Kirchner sigue comprando tierras a precios baratos en El Calafate
La Municipalidad de la villa turística le vendió a testaferros del empresario casi 10 mil metros cuadrados a $ 7,50 el metro. Es para un "proyecto". Los Kirchner y sus negocios.
El Calafate sigue estando de regalo.Tres años después de que la Municipalidad de la turística ciudad de Santa Cruz entregara cientos de terrenos fiscales a amigos del poder, PERFIL confirmó una sospechosa entrega de seis terrenos a personas vinculadas con el empresario y socio presidencial, Lázaro Báez.

De acuerdo con documentos a los que pudo acceder este diario, la Municipalidad de la villa turística entregó en noviembre de 2009, cuatro terrenos de 1.600 metros cuadrados a $ 7,50 el metro a Carlos Alberto Franchi, un hombre que en El Calafate es señalado como el "capataz" de Báez.

Franchi tiene 51 años y logró hacer de sus conexiones una fuente clave de trabajo. Especializado en la construcción, Franchi conoció a Báez hace casi diez años, pero en el último tiempo empezó a cumplir los deseos del zar de la obra pública santacruceño y a encargarse del "control" de los emprendimientos de Lázaro Báez, en la cuna de los glaciares.

"Franchi cumple varios pedidos de Lázaro. Pero sólo eso, en este caso se cortó solo", aseguraron a PERFIL fuentes muy cercanas al entorno íntimo de Báez. Sin embargo, dos fuentes de la Municipalidad de El Calafate, confirmaron a este diario que esos terrenos fueron habilitados por el intendente Javier Belloni y que son para un "proyecto" del empresario kirchnerista. Al mismo tiempo, en el último mes, Franchi retiró materiales de construcción de uno de los principales corralones de materiales de El Calafate. Esos materiales fueron facturados a Badial SA, una de las empresas de Lázaro Báez. Badial fue constituida el 9 de octubre de 2001, entre Julio Diego Palleros, hijo del traficante de armas, teniente coronel (R) Diego Palleros, involucrado en la venta ilegal de armas a Croacia y Lázaro Báez; Franchi aparece como director suplente de esa sociedad.

Además de los cuatro terrenos fiscales entregados en forma directa a Franchi, PERFIL accedió a documentos que prueban la entrega de dos parcelas más, durante el mes de septiembre de 2009. La primera, número de escritura 126, folio 295, deja constancia de una transacción entre la Municipalidad y Fabio Werle. La segunda entrega se realizó mediante la escritura 131, folio 302. En este caso, Werle le vendió la parcela a Carlos Franchi. Estas operaciones, como las del 4 de noviembre de 2009, quedaron asentadas en la Dirección Provincial de Rentas de Santa Cruz mediante la presentación de la agente de retención, Andrea Liliana Zaleta.

Las mismas fuentes de la Municipalidad coincidieron al ser consultados por el papel de Werle: "Acá pasa mucho, la Municipalidad le entrega un terreno a una persona X y después aparece esa persona vendiéndole el terreno a un precio sin sentido a un conocido suyo o al testaferro de un tipo de poder. No te das una idea la cantidad de terrenos que son de los políticos y no están registrados en ningún lado".

Como buen pingüino, Lázaro Báez eligió El Calafate como uno de los destinos predilectos para sus inversiones. Se espera para comienzos de 2010, la inauguración del centro comercial que Báez levantó al final de la avenida principal del pueblo, aunque algunos aseguran que también será un emprendimiento hotelero.

Del seguimiento de la construcción se encargó Franchi, su hombre de confianza. Roberto Saldivia, su apoderado, forma parte del directorio de Hotesur, la empresa que gerencia el hotel Altos de Calafate (ver página 3).

A finales de 2006 y por decreto, el ex intendente Néstor Méndez otorgó terrenos fiscales a precios irrisorios.

Ese reparto de bienes públicos les permitió a los Kirchner acceder a una gran oportunidad: veinte hectáreas a un precio de $6,5 el metro cuadrado, pero un tiempo después, lo vendieron al grupo chileno Cencosud por $ 6.300.000. Otro negocio redondo.

Comentá la nota