Sociedad Italiana: una carrera contra el tiempo para salvar la entidad

Temen que en el corto plazo salga el fallo del embargo que pesa sobre la institución y que ascendería a los 500 mil pesos. Cuarenta socios planean vender mil bonos antes de fin de año para acercarse a la cifra. Este año, para juntar fondos, la Sociedad Italiana reabrió el único cine que funciona en la ciudad y piden apoyo a la comunidad de Villa Mercedes.
Hace diez años, tras la muerte de un niño que practicaba gimnasia en las instalaciones de la institución, se abrió una causa judicial que puso en vilo la continuidad de la centenaria Sociedad Italiana. Entre el 2008 y lo que va del año la comisión directiva inició una fuerte campaña para recaudar fondos y tratar de salvar la sede. Primero reabrieron el antiguo cine que hoy funciona de manera estable, y ahora los socios encararon la venta de mil bonos para el sorteo de un cero kilómetro. No obstante, el riesgo de embargo, por una cifra que alcanzaría los 500 mil pesos, sigue latente.

"La plata hay que juntarla por eso pedimos también la colaboración de nuestros representantes. Las cosas están en el Tribunal Superior de la Provincia pero no sabemos si mañana agarran la carpeta y fallan en contra. Seguimos trabajando con la espada de Damocles en la cabeza", resumió Pablo Scipione, vicepresidente de la Sociedad Italiana, con una frase contundente que advierte el peligro inminente que pesa sobre "la Italiana".

"Puede demorar tiempo, como también puede pasar que mañana abran la carpeta y dicen no. Llegado al caso que el juez dictamine, queremos ir por lo menos con el monto inicial del juicio, para parar momentáneamente la cosa y después hay que seguir pagando los intereses, por eso estamos muy preocupados, por eso estamos todos trabajando", agregó.

La cantidad de asociados que forman parte de la sociedad es de alrededor de 400 personas. Si bien la entidad suma ingresos por el alquiler de las cocheras y el cine, como así también con el dictado de clases de aikido, karate, taekwondo, salsa y de italiano, los números no alcanzan. Los dirigentes además realizaron contactos con el Consulado y la Embajada de Italia, como así también con senadores y diputados provinciales para soicitar ayuda.

Este año, además de poner en funcionamiento el antiguo y único cine de la ciudad, los afiliados lanzaron mil bonos para el sorteo de un automóvil a estrenar y piden colaboración a la comunidad: "Seguimos trabajando y seguimos juntando fondos. Tenemos un bono y llevamos un sesenta por ciento vendido, en poco tiempo, y necesitamos el apoyo de todos porque el problema es serio. Es un bono que se paga en tres cuotas de sesenta pesos cada una y se sortea el 12 de diciembre en una cena que vamos a hacer, se sortea un auto cero kilómetro", detalló Scipione.

"Esto es una patriada grande, ojalá vendamos los mil números, somos cuarenta socios que estamos vendiendo y la radio Mercedes no está ayudando, estamos defendiendo hasta el último peso", resaltó el vicepresidente de la sociedad.

Comentá la nota