Socialistas y peronistas se "golpean" con los números

Mientras desde la oposición aseguran que el veto de Binner le resta 280 millones a municipios y comunas, el Gobierno salió con los botines de punta acusando al justicialista que desde 1994 se financió restando dinero a las comunas. El gran objetivo socialista es tener libertad para el endeudamiento, que el PJ le fijó con un tope de 250 millones.
Por lo visto el Gobierno de Hermes Binner decidió no recibir más de manera pasiva los mandobles del justicialismo y comenzó una decidida avanzada contraofensiva.

Primero fue el ministro de Gobierno Antonio Bonfatti quien denunció que los mentados 1.600 millones de pesos dejados por Jorge Obeid en Caja eran un invento del peronismo; ahora le tocó el turno al viceministro de Economía Carlos Fernández denunciando que el peronismo desde 1994 hasta que asumió Binner se financió con la plata de las Comunas.

LACAVA CULPA AL VETO DE BINNER

Como viene ocurriendo en los últimos tiempos, el encargado de abrir fuego en el bando peronista-obeidista fue el diputado Mario Lacava denunciando que "al dejar sin efecto la moratoria provincial, la nueva distribución del Fondo Soja y del Fondo de Obras Menores, los municipios recibirán 200 millones de pesos menos de los que iban a recibir según lo fijado en el presupuesto".

Lacava reseñó que "todos los legisladores tanto de la oposición como del oficialismo, estaban de acuerdo en distribuir más equitativamente el llamado Fondo Soja y repartir el 50% del mismo entre los municipios y comunas de la Provincia, que hubiera significado que las administraciones locales recibirían unos 120 millones de pesos más por dicho fondo, pero desoyendo el pronunciamiento legislativo, el Gobernador dejó sin efecto esa determinación", dijo Lacava.

DURA REPLICA DE FERNANDEZ

La respuesta del Gobierno de Binner no se hizo esperar. Fue el secretario de Finanzas Carlos Fernández el que salió a cruzar a Lacava recordando que "a partir de 1994, los sucesivos gobiernos justicialistas se financiaron a expensas de los municipios y comunas, lo que explicó en buena medida los superávit provinciales. Ahora el PJ pretende erigirse en su defensor cuando los desfinanció sistemáticamente durante años, tal como los propios gobiernos locales lo reconocen", recordó el funcionario, al tiempo que indicó que ese accionar originó 117 reclamos a la Provincia por diferencias de coparticipación.

Fernández precisó que "del total de los reclamos, 95 corresponden a municipios y comunas gobernados por el PJ, y de ellos, 90 fueron presentados en 2008, durante el primer año de gobierno de Hermes Binner".

EXTORSION DEL SOCIALISMO

Haciendo causa común con Lacava, terció en la discusión el diputado reutemista Jorge Lagna señalando que "Hermes Juan Binner ha vetado parcialmente el presupuesto provincial y con esta decisión debilita financieramente a municipios y comunas y permite un endeudamiento sin límites ni control de su gobierno".

Lagna, con verba filosa acusó directamente al Gobierno socialista de Binner de"esmerilar las arcas comunales" como una manera "extorsiva y arbitraria de someterlos a las antojadizas maniobras del poder central" y de utilizar "manu militari" apropiándose del 70% de la recaudación del Fondo Soja, "mientras paralelamente veta toda restricción legislativa a un endeudamiento descontrolado yarbitrario de 1.600 millones de pesos sin control parlamentario", señaló el presidente del bloque Santa Fe Federal.

No ahorra epítetos políticos el venadense diputado acusando a Binner de "persistir con sus actitudes desafiantes y falaces, culpando a la oposición por actos propios de una incapacidad evidentes, lo cual no deja de ser un alarmante síntoma de debilidad y cinismo político".

RECHAZAR EL VETO

Por su parte, Mario Lacava pidió que los vetos del Ejecutivo sean rechazados en el Parlamento: "esperemos que en ocasión de tratarse la aceptación o rechazo del veto del Gobernador, los legisladores del oficialismo que ya votaron afirmativamente estas medidas, nos acompañen en la ratificación de las mismas; caso contrario habrán defraudado sus convicciones y sus votos y se harán responsables junto con el Gobernador, dela serie de conflictos interminables entre los municipios y sus empleados que tales medidas arbitrarias y muy poco responsables habrán de desatar".

FACILIDADES DE PAGO

El secretario de Finanzas Públicas, Carlos Fernández, aseguró que los municipios y comunas "recibirán aproximadamente 280 millones de pesos adicionales en 2010 como producto de la reforma tributaria. Si esa suma implica dejarlos al borde de la quiebra, según dice la oposición, cómo calificar entonces la conducta de las administraciones justicialistas que les descontaron sumas millonarias entre 1994 y 2007", preguntó.

El funcionario de Binner recordó que la Cámara alta "rechazó el incremento del impuesto sobre la Patente Automotor para el año 2009, lo cual significa que los municipios y comunas se perjudicarán en alrededor de 69 millones de pesos".

En cuanto al veto de la moratoria aprobada por el Senado, sostuvo que el Poder Ejecutivo "decidió no avalar una herramienta de regularización impositiva que sólo beneficia a los incumplidores y castiga a quienes han mantenido y mantienen una correcta conducta fiscal"; a la vez que anunció que el gobierno "modificará los planes de facilidades de pago existentes para poder ofrecer a los contribuyentes alternativas que no supongan condonación de intereses y multas, y que permitirán recaudar, una suma no menor a la que provendría de la moratoria propuesta por el PJ".

"ES MENTIRA LO DE LOS 1.600 MILLONES"

El día que el Gobierno anunció el veto parcial del presupuesto 2010 el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, por primera vez puso -desde el punto de vista del gobierno- blanco sobre negro con respecto de los famosos 1.600 millones de pesos que la gestión Obeid dijo haberle dejado a Binner.

Bonfatti aclaró que la administración anterior dejó en 2007 un superávit solamente de 100 millones de pesos en un ejercicio en 2007 que fue deficitario en 160 millones de pesos. "Cuando el PJ habla de 1.600 millones de pesos -continuó explicando- involucra al Fuco (Fondo Unificado de Cuentas Oficiales), el fondo anticíclico y aquellas cuentas de asignación específica, que sumaron 1.200 millones".

Sobre los 400 millones restantes, el ministro dijo que 300 millones de pesos fueron utilizados para el pago del medio aguinaldo y los últimos 100 millones de pesos, son los que se transfirieron a la administración socialista.

El Fuco esta constituido por más de 800 cuentas oficiales, distintas a la de Rentas Generales.

Bonfatti reiteró que la administración anterior "dejó 100 millones porque venía de un arrastre de 2004 cuando el cambio de moneda le significó algo más de 600 millones de pesos de superávit, en 2005 fueron 680 millones de pesos de superávit, 2006 tuvo 38 millones de superávit y ya en 2007 hubo 168 millones en rojo".

Comentá la nota