Socialistas “defraudados” por ruptura del Frente Cívico; reclaman que “se imite” a Binner

El PS expresó su “preocupación” por la situación del FC, critica el estilo Juez y suma funcionarios en la Municipalidad.
El presidente del Partido Socialista, Eduardo Cañas, aseguró ayer a este diario que la fuerza «se siente defraudada» por la ruptura del Frente Cívico y por «la forma en que se dio, sin discusión ni debate, atada a los personalismos».

El fin de semana, luego de una reunión de la Junta Ejecutiva de la que participaron sus principales dirigentes, el partido expresó su «preocupación por la situación que atraviesa el Frente» y advirtió que «la división» entre Luis Juez y Daniel Giacomino «está dejando mucha gente afuera».

El PS criticó sin mencionar a Juez al reclamar que se «imite en los hechos la forma de construcción que encabeza (el gobernador santafesino) Hermes Binner». «Vemos con alegría que muchos dirigentes del FC también lo consideran (a Binner) un referente, pero más nos gustaría que se lo imite en la práctica cotidiana», señala un comunicado partidario.

«No rompemos con Juez no desconocemos su liderazgo, pero no todo puede definirse en forma personal», dijo. Además, remarcó que en el socialismo no cayó bien el insulto de Juez al jefe comunal. «Ningún boludo llega a la intendencia», opinó. Sin embargo, aclaró que sus críticas «también son para Giacomino» a quien acusó de «no consultar con nadie para definirse ‘soldado de Cristina’». En ese sentido, dijo que el PS reclama que se «provincialice» el Frente y que la línea divisoria no pase por «ser kirchnerista o antikirchnerista». Conviene aclarar que el socialismo que detenta el oficialismo partidario en Córdoba (lo que excluye a la diputada nacional Laura Sesma) rechaza un acercamiento de Juez con la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.

En medio de la ruptura, el Socialismo mantiene una pata en cada orilla. Integra el Frente Cívico desde sus inicios y la mesa política que reconoce a Luis Juez como líder del espacio. No participa de la corriente que responde a Daniel Giacomino, Convergencia, creada para apuntalar políticamente al intendente cuando el cisma recién despuntaba.

Sin embargo, varios de sus principales dirigentes se desempeñanan en la gestión municipal: Eduardo García fue nombrado por el intendente (a instancias del vice Carlos Vicente) como director de la estratégica empresa municipal de recolección de basura (Crese); en los próximos días se sumaría Jorge Guevera (ex CPC Argüello) como virtual segundo funcionario de la Secretaría de Participación Ciudadana que comanda Guillermo Luque, mano derecha de Giacomino.

Asimismo, otro dirigente socialista saldría indemne de la poda de juecistas en Desarrollo Social.

La posible alianza Juez-UCR es otro de los temas que mantiene en estado deliberativo a la fuerza. Si bien Cañas aseguró que el partido «no está en contra», puso en duda su validez si se convierte «en un acuerdo de cúpulas». «Hay que colectivizar, consensuar y provincializar» la eventual alianza, dijo el político del partido creado por Alfredo Palacios y advirtió: «No en todas las localidades nuestra dirigencia puede cerrar con la UCR». El PS fue en alianza con la UCR en las elecciones legislativas de 2005, con una boleta encabezada por el radical Oscar Aguad y secundada por Sesma. Con esta agenda, el PS pretende reunirse con Juez, con Vicente, con los «Radicales de Frente»,de Marcelino Gatica, y con Libres del Sur.

Comentá la nota