El socialismo rechazó el proyecto de reforma política del gobierno nacional

La decisión fue consensuada en el Comité Ejecutivo Nacional que deliberó en Buenos Aires presidido por Giustiniani. También estuvo presente Binner antes de viajar a Oriente. El documento y los alcances.
Por unanimidad el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Socialista aprobó un documento donde se rechaza el proyecto de ley de reforma política enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso, calificándolo de "proscriptivo". Denuncia a la vez que "carece de toda razonabilidad que, a muy pocas semanas del cierre del período de sesiones ordinarias, se apure la discusión y el debate en un tema donde la propia Constitución Nacional prohíbe resolver estos temas a través de DNU y establece a través de la mayoría agravada, un piso de consenso mínimo de los bloques parlamentarios".

El CEN del Partido Socialista, reunido esta tarde en la ciudad de Buenos Aires, resolvió rechazar el proyecto de ley en consideración en el Congreso, "entendiendo que éste avanza en el camino de consolidar una mayor injerencia del Poder Ejecutivo en aspectos sensibles de la administración y gestión de los procesos electorales", destacando que "es claramente inconveniente en términos de transparencia y equidad electoral, a la vez que contiene normas de carácter proscriptivo para nuevas fuerzas políticas que van en un sentido de obstaculizar la posibilidad de constitución de alternativas a la vieja política".

Los máximos dirigentes del PS entienden que "para realizar una verdadera reforma política es esencial definir los objetivos de la misma con referencia a los problemas reales del sistema político y no a los problemas de determinados actores políticos, y que la misma debe ser fruto de un consenso y diálogo entre los partidos políticos que la dote de legitimidad y sostenibilidad en el tiempo".

En el inicio del encuentro, desarrollado en el Hotel Duomi del barrio de Congreso, participó el dirigente del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Zerolo, quien expresó que "el Partido Socialista argentino está llamado a hacer grandes cosas, y por ello, ante esta crisis que soportamos, tenemos que tener valentía, realizando nuevas apuestas por un nuevo modelo económico. Y es nuestro modelo económico, el Socialista, el que nos va a llevar a salir de la crisis, ya que es sostenible desde todo punto de vista". Zerolo finalizó dejando "un abrazo solidario de los compañeras y compañeros españoles, no tengo dudas que la Argentina va a terminar siendo socialista".

Estuvieron presentes Rubén Giustiniani (presidente del PS), Carlos Roberto (Secretario General), el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, los diputados nacionales Silvia Augsburger, Roy Cortina, Lisandro Viale, Mónica Fein, Miguel Barrios, Ricardo Cuccovillo, Pablo Zancada y María Elena Martín; el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz; los legisladores porteños, Verónica Gómez y Julián Dàngelo; los legisladores santafesinos Eduardo Di Pollina (presidente de la Cámara de Diputados) y Juan Carlos Zabalza (Senador); el ministro de gobierno de Santa Fe, Antonio Bonfatti; el diputado bonaerense Carlos Nivio; de Misiones, Mariano Díaz, y de La Pampa , Adrián Peppino, y representantes de todas las Federaciones Socialistas de todo el país.

Comentá la nota