El socialismo quiere cambios a las leyes electorales en 2009

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, presentó algunas modificaciones a representantes de otras fuerzas políticas. Entre otras cosas, se prevén multas a quienes no voten.
El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, se reunió con autoridades de los distintos partidos políticos que tienen representación parlamentaria con el objeto de considerar algunas modificaciones electorales en 2009. En exclusivo para Diario UNO, el funcionario mencionó los trazos gruesos del proyecto que tiene el Ejecutivo para conseguir "mejorar" la forma en que los santafesinos deberán sufragar el año que viene.

Durante el encuentro, donde no sólo estuvieron dirigentes del Frente Progresista sino también del PJ (uno de los vicepresidentes, Jorge Molina), Bonfatti presentó un bosquejo general de lo que el Estado pretende alterar. Ahora cada partido podrá comenzar a discutir y analizar la viabilidad de las propuestas, además de aportar otras miradas.

En primer lugar, la idea del gobierno de Hermes Binner es hacer cambios en la ley electoral de la provincia Nº 4.990, fundamentalmente, en las leyes Nº 2.600 y su modificatoria 2.899, que datan de 1983 con la recuperación de la democracia. En el proyecto elevado a consideración de las fuerzas políticas se pretende adecuar las normas electorales provinciales a las normas electorales nacionales y de otras provincias argentinas.

En ese sentido, como datos salientes se deben señalar aspectos relativos a la organización y desarrollo del acto comicial, sanciones por incumplimiento del deber cívico de votar, como así también aquellas relativas a incumplimientos de la carga pública (contra las autoridades de mesa que no se presentan el día de la elección).

Las sanciones se prevén para los electores en general y en particular a ciudadanos vinculados a actividades político-partidarias que infrinjan o violen normas electorales. Para tales casos se dispone la aplicación de multas en "unidad jus" (equivalente a 150 pesos por jus, según esa unidad de medida que utiliza la Justicia) que irán a reforzar partidas presupuestarias para el desarrollo de actos partidarios futuros, en un caso, y el fondo partidario, en otro. Incluye asimismo políticas de administración de recursos y capacitación, sólo aplicadas invariablemente por el Tribunal Electoral de la provincia desde 1991 a la fecha mediante distintas acordadas (jefes de departamento, jefes de fracción y jefes de local).

Contempla, además, para los infractores a la ley electoral, la sustitución de la pena pecuniaria por la "probation", o sea, es un instituto que rige en Argentina desde 1994 y que posibilitaría la suspensión "a prueba" del pago de la multa si el imputado cumple una serie de pautas de conducta durante un lapso determinado.

El infractor (en este tipo de casos) es obligado a restaurar el equilibrio que rompió la trasgresión a través de realizar trabajos comunitarios. De esa forma, si el ciudadano que no votó cumplimenta lo ordenado en el tiempo indicado, se extingue la pena pecuniaria y su culpabilidad. De no cumplirlos, se le revoca la probation y deberá pagar la infracción.

Por otra parte, se faculta a la autoridad de aplicación a disponer, en comicios provinciales, municipales y comunales, separados de los nacionales, la unificación de los padrones masculinos y femeninos en un Padrón Único o Mixto, manteniendo el principio de cercanía de domicilio del elector respecto del lugar de votación.

Las primarias abiertas

Otro punto que el oficialismo plantea reformar es la Ley Nº 12.367, conocida como sistema de elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias. Al respecto, la iniciativa presentada por Bonfatti a los representantes del PJ, PDP, ARI, SI y el radicalismo "pretende dar certeza jurídica e igualdad de condiciones de participación de los procesos electorales a los partidos políticos en general".

Se propone modificar aspectos vinculados a los plazos de realización y convocatoria de los comicios a partir de achicar los tiempos respectivos, ya que en 2007 hubo dos meses de diferencia entre la elección primaria (el 1 de julio) y la elección general (2 de septiembre). En aquella ocasión el socialismo se quejó de los 60 días de diferencias entre un acto comicial y otro.

También, se prevén cambios en la inscripción de listas de candidatos, adhesiones y suspensión de elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias a nivel local cuando cada partido político participante de la elección hubiera presentado una única lista de candidatos, pues desaparece uno de los principios básicos del sistema electoral como lo es el de "selección de candidatos".

Además, el Poder Ejecutivo planteó la necesidad de modificar la ley Orgánica de Partidos Políticos (Nº 6.808) de la provincia, adecuándola a la que tiene la Nación. Según el ministro Antonio Bonfatti, la ley que utiliza el Estado argentino, "aunque perfectible, permitió mediante -franquicias y subsidios- dar garantías de participación a los partidos políticos minoritarios; transparentando asimismo la procedencia de los recursos y el destino de los mismos".

Otro punto importante que el gobierno santafesino quiere cambiar es la ley Nº 12.080 de Campañas Electorales. Se buscará un consenso interpartidario para adecuar toda la actividad de propaganda que efectúen los partidos políticos, confederaciones, alianzas o candidatos a cargos públicos electivos (realizados con fines proselitistas para una determinada elección).

La idea general del socialismo se centra en que sean más claras las limitaciones proselitistas, que haya una mayor responsabilidad tanto económica-financiera como política, y que la publicidad de los actos de gobierno no se confundan -"desde ningún punto de vista"- con la actividad comicial de los candidatos del oficialismo. Y también se pretende transparentar los gastos de los partidos en las campañas, entre otras cosas.

Por último, otro de los objetivos del gobierno provincial radica en hacerle modificaciones a la ley de Escrutinio Provisorio (Nº 11.679). Como primera medida -de forma- figura adecuar la actual norma a la nueva ley Orgánica de Ministerios, pero además, también "facultar al Ejecutivo para la afectación de los distintos organismos de la Administración Pública y/o Entes Autárquicos necesarios para la realización de dichas tareas".

"Al mismo tiempo, la iniciativa en consideración prevé específicamente la utilización de determinados recursos tecnológicos para acceso y fiscalización de los partidos políticos, medios de comunicación y ciudadanía en general, lo que de por sí transparenta de modo importante la realización del llamado escrutinio provisorio", añadió el ministro de Gobierno y Reforma del Estado.

Renovaciones

El año que viene se elegirán intendente en ocho ciudades: Recreo, Las Toscas, Puerto General San Martín, Roldán, Granadero Baigorria, Fray Luis Beltrán, El Trébol y Armstrong.

Además, 174 concejales titulares y 156 suplentes (para las 50 municipalidades que tiene la provincia), 1.228 miembros comunales titulares y la misma cantidad de suplentes, y 936 controladores de cuentas titulares y otros tantos suplentes (para 312 comunas).

El Tribunal Electoral de Santa Fe quedó conformado, para 2009, con el ministro de la Corte Suprema, Roberto Falistocco; los camaristas Ramón Ríos y Enrique Müller serán los vocales titulares y los jueces Avelino Rodil y Daniel Rucci los suplentes. El procurador fiscal será Agustín Bassó.

Comentá la nota