El socialismo neuquino también tiene su propio culebrón.

Referentes del partido criticaron a Osvaldo Pellín por aliarse con Podestá y Canini y por avalar la candidatura a concejal de Chureo. El asegura que lo hizo a título personal.
El apoyo de Osvaldo Pellín a la candidatura de Heriberto Chureo generó un fuerte malestar en las filas del socialismo neuquino, ya que consideran que el aval del ex convencional constituyente, se dio sin consultar al partido.

Fue el dirigente Eduardo Correa el encargado de señalar el mal paso de Pellín. En declaraciones a FM CALF, aseguró que el partido no decidió en ningún momento el apoyo de Chureo.

“Esto no implica ninguna opinión ni juicio de valor respecto a la persona de Chureo y su candidatura que con toda legitimidad puede lanzar”, aclaró Correa, quien dijo que lo que hizo Pellín “no es más que usurpar una representación que no la tiene”.

Recordó que el Partido Socialista tiene como objetivo realizar un intenso trabajo estratégico con vistas a las elecciones de este año y que para ello se encuentra trabajando con otras fuerzas políticas para armar un frente para tal fin. Indicó que esos sectores tienen raíces en el ARI, y en el radicalismo que no está de acuerdo con la Concertación.

“Estas actitudes no le hacen bien ni al propio Partido Socialista ni tampoco a la política”, disparó Correa, quien dijo que la actitud de Pellín es “individualista” y se equivoca apoyando candidatos y alineándose con otras fuerzas políticas sin consultar al socialismo.

Por su parte, Pellín minimizó las posibles consecuencias que podría tener su acercamiento a Chureo y otros dirigentes políticos, al asegurar que le cuesta creer que “reunirse con gente que tiene una afinidad política, ideológica con el Partido Socialista tenga que merecer de hecho una sanción”.

“Creo que se han equivocado y en todo caso démosle tiempo a que rectifiquen su visión de las cosas y sino bueno, ahí ya veremos qué podemos opinar al respecto”, dijo al ser consultado por periodistas de Frecuencia Río.

Pellín elogió la figura de Raúl Podestá y de Rodolfo Canini, con quienes mantiene una amistad y comparte ideas políticas.

Comentá la nota