El socialismo embistió contra Reutemann por el crucial apoyo de su ex aliada al Gobierno

"Sorprende que no supiera qué hacía la senadora", lo acusó Giustiniani; en declaraciones a lanacion.com, le exigió explicaciones; para la jefa del bloque del PS en Diputados, la ruptura "confirma" que el ex gobernador intentará volver a acercarse al kirchnerismo
El socialismo no perdió tiempo para salir a cruzar a Carlos Reutemann tras su ruptura con Roxana Latorre y para instalar un manto de sospecha sobre la movida de la senadora que puso fin a la larga relación política entre ambos.

"Sorprende tanto que Latorre no sepa la importancia que tiene la octava firma del dictamen como que Reutemann no supiera qué hacia Latorre en el Senado", lanzó el senador Rubén Giustiniani, rival del ex gobernador en las últimas elecciones.

"Acá está todo claro y los que tienen que explicar qué fue lo que pasó son ellos y cada uno sacará sus conclusiones", planteó en declaraciones a lanacion.com en obvia alusión al ex corredor y a Latorre.

"Todo lo que tenía para decir, lo dije durante la campaña" se limitó a contestar cuando fue consultado sobre la hipótesis según la que la movida de la senadora de firmar el dictamen del proyecto para prorrogar las facultades, es nada más y nada menos que una prueba de que, tal como Giustiniani advirtió a lo largo de la campaña electoral, las diferencias entre Reutemann y Néstor Kirchner "nunca existieron".

"Mi posición está clara. Lo que no está para nada claro es porqué Latorre aportó su firma. Que cada uno saque sus conclusiones", completó el senador.

El adiós. Ayer, Reutemann decidió echar a Latorre del bloque Santa Fe Federal que ambos habían conformado hace poco tiempo y desde el que habían hecho de la defensa del campo su principal bandera.

La razón de la abrupta separación, que no hace más que sumar a la dispersión opositora en el Congreso, es la polémica firma "en disidencia total" que la senadora puso el jueves pasado en el dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales al proyecto de ley que prorroga por un año la legislación que delegó facultades en el Poder Ejecutivo.

Es gracias a esa firma que el kirchnerismo tendrá hoy la posibilidad de discutir el proyecto en el recinto de la Cámara alta sin necesidad de solicitar su tratamiento sobre tablas, lo que lo hubiese obligado a negociar con la oposición para conseguir el voto de los dos tercios que se necesitan para debatir una iniciativa sin despacho.

Poco creíble. Silvia Augsburger, la jefa del bloque del socialismo en la Cámara de Diputados, fue más directa: "Siempre lo dijimos y lo acentuamos en la campaña: no había diferencias dentro del PJ en Santa Fe y, pasadas las elecciones, todos los justicialistas iban a volver a juntarse. No es nada más ni nada menos que lo que está pasando", arremetió en diálogo con este medio.

En línea con Giustiniani planteó que ni la movida de Latorre, ni la reacción furiosa de Reutemann son "creíbles". "No es creíble que una senadora de la experiencia de Latorre se haya equivocado, que no supiera que con su firma estaba permitiendo el debate de las facultades en el recinto y es es imposible que Reutemann no supiera lo que estaba haciendo su socia", destacó.

En la misma línea, la diputada puso en duda que el enojo de Reutemann haya sido sincero. "Está intentando desprenderse de una acción que de ninguna manera podía desconocer", interpretó.

Comentá la nota