El sobrino de Martínez Llano trajo a Cuneo Libarona para denunciar a Ricardo Colombi

Política: El abogado de los "ricos y famosos" de Buenos Aires aterrizó en Corrientes a instancias de unos "amigos" del gobernador Arturo Colombi, para escenificar una denuncia contra el candidato de Encuentro Por Corrientes, en una búsqueda desesperada por atenuar las diferencias que marcan las encuestas a favor de este. Lo llamativo es que el supuesto denunciante, que billetera mediante logró el patrocinio del afamado penalista, es titular de Negocios Correntinos SRL, desde donde se cobra al gobierno provincial en calidad de prestación publicitaria más de un millón de pesos por mes, un negocio redondo armado por Martínez Llano.
Que hay algunos correntinos que les deben mucho, tal vez demasiado, al gobernador Arturo Colombi es una realidad inobjetable, y por lo tanto no están dispuestos a rendirse en la lucha por mantener al benefactor en el poder. Y para ello están dispuestos a recurrir a cualquier artilugio y a gastar lo que sea, total dinero es lo que le sobra. Para muestra basta un botón, ayer a la tarde en una "improvisada" conferencia de prensa organizada en el Hotel Plaza de esta ciudad, uno de los "amigos" del mandatario que mayor rentabilidad obtuvo hasta el presente, Hernán González Moreno titular de Negocios Correntinos SRL y cuyo nombre de fantasía es Agencia Correntino, empresa armada a instancias de una delicada y cuidadosa ingeniería articulada por el tío de este Rodolfo Martínez Llano, quién ,según nuestros informantes, es el que se lleva la mayor parte de las ganancias, presentó una denuncia contra Ricardo Colombi por un supuesto enriquecimiento ilícito y estafas contra la AFIP. Y para darle mas pompa y hacerla más mediática a la misma se mostró acompañado por quién es o será su patrocinador legal, el abogado de los "ricos y famosos" de la farándula porteña Mariano Cuneo Libarona.

A pesar de la presencia del costoso profesional y de la grandilocuencia con la que fue anunciada la presentación judicial contra Ricardo Colombi, en la ocasión no se exhibió ningún comprobante, ni copia de denuncia alguna con sello de la mesa de entradas de algún juzgado, es más Cuneo Libarona cuando fue interrogado por uno de los periodistas presentes, dijo que no se acordaba en que juzgado se hizo la denuncia pero que era del fuero federal, "no me acuerdo, no la tengo acá," sostuvo, y hasta se dio el gusto de afirmar que no sabía quien de los Colombi era el denunciado, "no sé, tienen el mismo apellido y no los conozco, leí algo en los diarios". En tanto llamó la atención que si conociera detalles del caso Mosquera de quién opinó que no debía estar preso, para lo cual recurrió a exponer un par de antecedentes y tratados que según él avalan la liberación de secretario privado de Arturo.

Sin dudas una verdadera escenificación de una supuesta denuncia de la que no expusieron ningún comprobante, pero sí dejaron en claro que tío Martínez Llano y sobrino Hernán González Moreno, cumplieron acabadamente con su benefactor, y para ello no escatimaron esfuerzos ni recursos, alquilaron un hotel, transmitieron en directo por el único canal de aire de la provincia, aunque tal vez en este caso el regalo fue de parte de sus propietarios quienes son lo más prolíficos en lo que a facturación de publicidad se refiere en la actualidad, convocaron a todos los medios que reciben grandes pautas y se trajeron a Cuneo Libarona conocido por el elevadísimo costo de sus honorarios profesionales, y más cuando tiene que poner el pecho o la cara, ante un escenario mediático como él que le prepararon. No obstante algunos sostienen que los "amigos" del gobernador no cejarán en sus intentos para que éste logre la reelección, y que hasta son capaces de inventar otro evento como este, así que los colaborares de Ricardo deben estar atentos.

Por otro lado quedó que en claro que en Corrientes la amistad tiene su peso y precio, y hasta según algunos mal pensados la miden y pesan en millones, y entre lo que más conocen de estos "valores" están por supuesto Martínez Llano y su sobrino Hernán González Moreno.

Comentá la nota