Dos sobrevivientes ratificaron que Chabán advirtió que no tiren pirotecnia

Dos sobrevivientes del incendio de República Cromañón ratificaron que el empresario Omar Chabán advirtió al público para que dejasen de tirar pirotecnia, a poco de dar comienzo al show del grupo Callejeros.
Así coincidieron Estela y Luis Antonio, los dos primeros sobrevivientes que declararon ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 24 (TOC24) al reanudarse el debate tras un pequeño receso de dos semanas.

Al declarar Estela, recordó que ni bien empezó a tocar Callejeros sobre el escenario, vio "un resplandor" tras lo cual comenzó "a prenderse fuego" el techo, lo que hizo que intentara escapar del local de Once.

"Acá me quedé, pensé, pero no me moría más", aseguró la testigo que dijo en ese instante, y contó que todo su cuerpo le "dolía" por haber quedado "aplastada por la gente" que también intentaba escapar.

A su turno, Luis Antonio se presentó como un simple "vendedor de ropa" pero que tras ser consultado por la querella reconoció que ocasionalmente prestaba tareas de seguridad en distintos recitales de rock para varias bandas.

El joven aseguró que trabajó de seguridad en Cromañón cinco días antes de la tragedia del 30 de diciembre, cuando tocó en ese lugar La 25, y al respecto dijo que él era contratado por la banda y no por el boliche.

Además, contó que siempre era contratado por un tal "Sergio", sobre quien no conocía su apellido ni ningún teléfono de contacto, y que esa misma persona lo había llamado para trabajar en otros recitales.

El abogado querellante y padre de una de las víctimas, José Iglesias, pidió que a través del testigo se pueda identificar a "Sergio" y si se lograse ello, que también sea llamado a prestar declaración como testigo en el juicio.

Sobre la noche de la tragedia, el testigo relató que asistió a Cromañón con su hija, un amigo y la hija de éste, y que todos lo hicieron sin pagar la entrada porque "un conocido" les facilitó el acceso.

Luis Antonio recordó haber visto "desde la izquierda y en dirección al mangrullo" (la torre de sonido) a "un chico con otro arriba, a caballito", tirando pirotecnia, lo que "encendió un trapo" y originó el siniestro.

Sin embargo, al ser preguntado por una de las abogadas de Chabán, Paz Trebino, aseguró que no puede identificar a esos jóvenes puesto que "estaba todo a oscuras".

Al inicio del juicio, llamó la atención la ausencia de Chabán, puesto que venía presenciando las audiencias en forma constante, pero luego apareció y prestó atención a los testimonios.

Comentá la nota