Por sobreprecio, este año caería un 50% la venta de pescado en Formosa.

Las exorbitantes subas, además de la baja del poder adquisitivo sería un impedimento para que la gente compre cantidades similares a las de otras épocas, además de esto está el factor principal, los comerciantes quieren "hacerse el año" llegan a triplicar los precios

Los organismos encargados del control y regulación, no emiten ningún tipo de comentario.

En las mesas no se servirá tanto pescado como en años anteriores; se calcula que esta vez el consumo en Formosa será un 50% menor.

Si bien el bagre mantiene un poco más del doble del valor que tenía en 2008, con un 150% de aumento, la caída del poder adquisitivo y el excesivo aumento de precios en las especies, impide a los compradores adquirir la misma cantidad que solía llevar antes.

"Gente que antes compraba un kilo, ahora lleva medio o directamente no lleva. No se si lo suplantarán por otro tipo de alimentos, pero ya no comen tanto pescado como hace un año en estas épocas.

Aparte nuestros jefes quieren ganarse la lotería y eso no puede ser, estamos en crisis y con precios demasiados altos y esta gente no entiende", manifestó el encargado de una pescadería, para definir la conducta que asumió el consumidor en estos tiempos de crisis.

En opinión del distribuidor, la razón por la cual hubo nuevos aumentos en estos días es que el precio de los pescados que ya alcanzó un techo muy alto, es "la desmesurada ganas de ganar mucha plata por parte de los comerciantes con el tema del paro agrario, nosotros al máximo que traemos el surubí por kilo es a 8 pesos.

Producto dolarizado

"El pescado ya viene caro, por eso hay menos demanda. El precio ya está todo lo alto que podía estar e inclusive demasiado en algunos casos, es abusivo por parte de los comercios.

A pesar de ser mercadería de origen nacional, está dolarizada y eso es una burrada de acción.

Los únicos perjudicados van a ser los comerciantes, van a generar que la gente de por sí comience a comprar menos pescado para todo el año", explicó el encargado de una pescadería, quien admitió que sus expectativas de venta son menores este año.

La razón esgrimida por el aumento del pescado de mar es que Argentina exporta alrededor del 90% de su producción pesquera, principalmente calamares, langostinos y merluzas, ahora para los pescados de la región, no existe una explicación lógica.

Pero la realidad incide que en consecuencia, su precio se encuentra atado a la cotización del dólar.

Claves para consumir

Cómo saber si el pescado está fresco: La carne debe ser firme y elástica; los ojos tienen que verse brillantes, limpios, húmedos y salientes; las agallas deben estar rojizas, brillantes y con láminas separadas; las escamas tienen que estar bien adheridas a la piel y no debe tener olor demasiado fuerte.

Cómo se debe conservar el pescado: Lo ideal es consumirlo el mismo día que se compró. Si no, hay que conservarlo en un freezer, limpio de escamas y de vísceras, envuelto en una bolsa plástica, hasta un máximo de dos meses.

Cómo descongelarlo: Hay que colocarlo en la heladera y calcular que cada kilo de pescado tarda casi un día en descongelarse. Nunca hay que descongelarlo a temperatura ambiente, porque se altera el producto.

Cómo conviene cocinarlo: La forma más recomendada es al vapor, porque se mantienen sus vitaminas y sus minerales. Si se lo hierve, hay que utilizar poca agua; si se lo cocina al horno, no hay que usar demasiada cantidad de aceite, crema, manteca o margarina.

El pescado frito aporta gran cantidad de grasa.

Ganar mucho, vender poco

Esta gente le está sacando entre 15 y 17 pesos de diferencia, ya que los venden entre 25 y 32 pesos el kilo y eso es una barbaridad, una vergüenza. Nosotros en la zona del puerto no damos abasto y eso que cuando lo vendemos al menudeo lo damos a 15 pesos", indicó. El pacú costaba $ 6 en el 2007 y ahora se vende a $ 22 como mínimo; es decir, un 390% más caro, de acuerdo con los datos que aportaron los distribuidores ya que ellos lo venden al mismo precio que el surubí e inclusive en cantidad mucho más barato.

Las ofertas de otras especies

Las ofertas que se pueden encontrar tienen que ver principalmente con los pescados de río. "Moncholos, armados, y sábalos que están a buen precio", dijo una vendedora de pescado que se ubica siempre en la esquina de Brandsen y Belgrano.

Comentó que el surubí ella vende al menudeo a 15 pesos el kilogramo. "Hasta hace poco estaba doce pesos. Hubo una semana que pudimos poner en oferta a diez pesos, pero después no pudimos conseguir más a ese precio desde Alberdi", se lamentó.

No obstante, la mujer aseguró que lo que más demanda la gente es el surubí y pacú, a pesar del importante incremento en el precio. Y es justamente el aumento de la demanda lo que hace subir el precio.

"Después del surubí le sigue el pacú, también el patí, que está accesible. Y es lindo pescado, parecido al surubí, aunque un poquito más gordo. Pero depende del paladar de cada uno, y sobre todo del precio, porque está a menos de la mitad de precio".

Comentá la nota