Un sobre cerrado fue a la Cámara de Diputados, pero nadie sabe nada

Procedimiento: un legislador consultado expresó su enojo con el acta del Tribunal de Cuentas. “Dice que ’no resulta absolutamente veraz’, cuando en realidad debe decir que es falsa. Hay que cumplir con la tarea, no se puede tener ese comportamiento”, se quejó el legislador por la letra torcida del acta del TdC.
El sobre cerrado que el Tribunal de Cuentas envió a la Cámara de Diputados el pasado 13 de febrero con la investigación sobre la declaración jurada supuestamente falsa de la diputada provincial Silvia Petitti es una incógnita. Nadie sabe lo que sucedió con ese sobre, que no figuró como ingresado en la primera reunión ordinaria.

Legisladores provinciales consultados expresaron desconocer el informe del Tribunal de Cuentas. Es decir, saben lo que publicaron los medios y que hay un acta del Tribunal de Cuentas con la decisión de remitir la investigación de la DDJJ de Petitti.

Pero desde la presidencia de la Cámara ni se convocó a la Comisión de Investigación y Reclamos Públicos (la comisión que debería intervenir en caso de que se denuncie a la legisladora por falsear la DDJJ, y donde -paradójicamente- Petitti es vicepresidenta) ni se dio ingreso en las dos sesiones realizadas.

La investigación del TdC concluyó el 13 de febrero. El Tribunal de Cuentas con sus integrantes de entonces, Natalio Perés, Rubén Rivero y Francisco García (en la actualidad sólo queda este último en el cargo), resolvió remitir la investigación realizada por la encargada de Control Patrimonial, Gladys Rapanelli.

En el informe realizado por el secretario subrogante, César Piccirilli señaló que “el presidente (Perés) expresa que se observa, dentro de la DDJJ inicial presentada por la diputada al asumir su cargo (10/12/07) una deuda de $ 66.000,00, monto este que dista de la deuda actual informada en medios periodísticos por la citada diputada y en la Central de Información de Deudores de la página web del BCRA (en esta última, se informan 106 cheques rechazados por entidades bancarias por un monto total de $ 524.309,30)”.

De acuerdo con el artículo 8 de la Ley Nº 1.252 (llamada de Control Patrimonial) y su modificatoria, Ley Nº 2.039, Perés propuso la elevación de la totalidad de las actuaciones a la Legislatura Provincial, para que tome la intervención que le compete.

En el acta el TdC informa que la contadora Rapanelli requirió a la diputada Silvia Petitti que “ratificara o rectificara su DDJJ, en atención a que, como es de público y notorio conocimiento, conforme las publicaciones periodísticas de la época, había diferencias con la presentada oportunamente ante este Organismo y/o la misma no era veraz”. Petitti el 23 de diciembre de 2008 no rectificó su DDJJ. Rapanelli dijo que “conforme lo actuado surge, en principio y con las probanzas arrimadas, que la DDJJ de Silvia Alicia Petitti presentada por ante este Organismo no resulta absolutamente veraz, ya que no se han detallado la totalidad de los bienes y deudas (activos y pasivos respectivamente) pertenecientes y correspondientes al declarante y/o a su cónyuge”.

Comentá la nota