«Si sobrara la plata estaría expresado en las cuentas de la provincia y eso no sucede»

El Ministro de Economía aseguró que espera analizar junto a distintos sectores la situación financiera de la provincia. Cuestionó duramente a un legislador del bloque justicialista en la Legislatura y pidió acompañamiento a los Municipios para buscar alternativas que impliquen mayores ingresos para el Estado. «De otra manera siempre tendremos que definir a quien no le pagamos», señaló.
RIO GRANDE.- Tras asumir ayer en un acto encabezado por la gobernadora Fabiana Ríos, el ministro de Economía, Rubén Bahntje, aseguró que el primer desafío que tendrá que afrontar en el inicio de su gestión tiene que ver con mejorar «la comunicación» con los distintos sectores, que permita dimensionar «la etapa sumamente complicada que atravesamos no sólo en lo económico, si no en lo político».

En ese sentido, Bahntje argumentó que «si no hemos logrado como Ejecutivo llevar adelante las medidas que quisimos implementar», es porque «no hemos sabido comunicar la realidad de la provincia», y recalcó que «si alguien no asume en qué problema está, difícilmente lo pueda solucionar».

El Ministro comentó que en esta primera etapa «tendremos que hablar con todos los sectores, y hacer un gran ejercicio en los medios de comunicación, para poder llegar a la población en general y a todos los actores, y de esta manera tengamos real dimensión de la situación actual en el mediano y corto plazo a nivel provincial y nacional».

«Una vez que estemos de acuerdo en cuál es la situación, entre todos tendremos que buscar la solución», sostuvo. El nuevo titular de la cartera económica sostuvo además que «es difícil de entender que mientras el Tribunal de Cuentas aprueba las cuentas de inversión de la provincia, que muestran un déficit de casi 300 millones de pesos», a su vez «se le nieguen al Gobierno las herramientas de financiamiento diciendo que hay plata y que sobra».

«Si la plata está, estaría expresado en las cuentas de la provincia y esto no es lo que sucede» remarcó Bahntje, por lo cual aseguró que «haremos un esfuerzo sobre este tema con los sectores que correspondan, asumiendo la responsabilidad que nos toca como Ejecutivo», y que a su vez «esto se comunicará a la sociedad para que tengamos en claro después en que ámbito se debate cada cosa».

En otro orden, el funcionario explicó que «más allá de la cuestión recurrente de la deuda» lo que se les planteó a los municipios es el pedido de acompañamiento «en busca de soluciones que permitan obtener mayores fondos para el Estado», porque de otra manera «siempre tendremos que definir a quien no le pagamos».

«Si la realidad es que los fondos no alcanzan para todos, lo que tenemos que definir es qué no vamos a pagar y haremos el debate que corresponda» señaló.

El funcionario afirmó que si bien «tenemos herramientas que nos permiten sobrellevar parte de esta crisis», subrayó que también «tenemos otras que queremos proponer para ver si cuentan con el acompañamiento de los legisladores principalmente, porque son cuestiones que se perfilan en ese ámbito por una competencia constitucional».

Críticas a Wilder

Bahntje cuestionó además al legislador Ricardo Wilder, portavoz del bloque justicialista en la Cámara parlamentaria, señalando que mientras desde la oposición no se aprobó la continuidad de la tarifaria, a la vez solicitan un incremento del presupuesto que ronda el 50 por ciento. «El balance de la provincia es tan desastroso que tenemos un déficit de 300 millones, y la evaluación que hace Wilder de esa situación es que como falta mucha plata nos vamos a incrementar nuestros gastos en un 50 por ciento, porque nosotros con 2 mil pesos de desarraigo no vivimos. Es Wilder el que tiene que responder por eso».

«Si los problemas son económicos y la provincia no registra mayores ingresos, esos problemas se van a acumular y esta no es una cuestión caprichosa sino meramente matemática. Si en la provincia hay sectores que en medio de la crisis piensan que sobra la plata la verdad es que será muy difícil avanzar. Hoy es importante que todos tomen conciencia de la situación actual a nivel provincial y nacional», concluyó.

Extraña advertencia

Tras los dichos de Bahntje, el legislador Ricardo Wilder tildó de «payasadas» las críticas del titular de Economía, asegurando que sus declaraciones «no coinciden con lo que se ha charlado la semana anterior y esto perjudica alguna alternativa que había de diálogo.

Advirtió, incluso, que luego del receso de la Legislatura «nos vamos a sentar a charlar para ver qué decisión tenemos que tomar y si decidimos no sentarnos a hablar más con el Gobierno, lo haremos».

Comentá la nota