Sobisch, la Corte Suprema, y los fundamentos

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme el sobreseimiento para Jorge Sobisch en la causa de la cámara oculta, al rechazar un recurso de apelación presentado. Pero además, lo hizo apoyándose en una extensa argumentación del Procurador, que destruye algunos conceptos políticos que ya son considerados "oficiales" en Neuquén.
El día 6 de este mes, la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobreseyó definitivamente al ex gobernador Jorge Sobisch en la causa conocida como de "la cámara oculta", tal como informó el diario Río Negro este miércoles.

Pero el diario rionegrino destacó que la Corte lo había resuelto en una "escueta sentencia sin fundamentos", omitiendo el hecho de que la resolución del supremo tribunal se remitió a un extenso dictamen del procurador, Eduardo Ezequiel Casal, en la que el funcionario demuele uno por uno los argumentos de la presentación realizada para apelar el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Neuquén.

Fundamentos no le faltaron, en concreto, al procurador Casal, aunque evidentemente son todos contrarios a lo esgrimido desde Neuquén por un estatus quo político que se pretende infalible. Además, curiosamente, de la atenta lectura del fallo (que es público, ya que la Corte publica por Internet sus sentencias) surge una sugestiva reivindicación del destituido vocal y ex presidente del TSJ, Eduardo Badano, al destacar que no puede considerarse que haya sido "beneficiado" con ese cargo por Sobisch, ya que su designación se hizo en el uso de las facultades constitucionales del entonces gobernador.

El punto también da de lleno en una posición que prácticamente es "palabra santa", la de la falta de independencia del Poder Judicial neuquino respecto del Poder Ejecutivo, achacado incluso desde el propio MPN al anterior gobierno.

Para confirmar esto, no hace falta más que ir a la página WEB de la Corte, www.csjn.gov.ar, y entrar en "novedades", donde figura el fallo, con toda la argumentación del procurador Casal, que los vocales de la Corte hicieron suya.

A modo de ejemplo, va aquí un fragmento en el que se refiere al cuestionamiento de la independencia del TSJ neuquino:

"La parte querellante pretende cuestionar a un integrante de un tribunal dependiente del Poder Judicial por el sólo hecho de haber sido designado, si bien con intervención del Poder Ejecutivo, según los mecanismos legales los que, precisamente, se han establecido para disipar los temores de parcialidad o de falta de autonomía, de manera tal que nunca podría derivarse de su cumplimiento una transgresión a la garantía protegida.

Por otra parte, corresponde agregar que tampoco se han demostrado condiciones que permitan advertir algún grado de dependencia durante el desempeño de la función judicial, sino que el reclamo del apelante se centra en exhibir aquella participación del imputado en el proceso de designación como un beneficio prohibido otorgado al magistrado.

Con tales antecedentes soy de la opinión que, sin otro fundamento, el agravio expuesto deviene huérfano de argumentos, en tanto no se han demostrado razones que impongan la aplicación al sub lite de la doctrina jurisprudencial que invoca, de modo tal que exijan el apartamiento de magistrados ordinarios estrictamente judiciales nombrados de acuerdo con las cláusulas constitucionales que estructuran los diferentes poderes del Estado, ante la participación del Poder Ejecutivo junto con el Legislativo exclusivamente en su designación, aun cuando uno de los miembros de los órganos que llevaron adelante dicha selección pudiera reputarse como parte en el proceso".

Comentá la nota