Sobisch atacó a los gremios

Dijo que son organizaciones corporativas que "chantajean" al Gobierno y que "vaciaron la provincia". Ayer convocó al acto que mañana hará en el Ruca Che.

Aseguró que Sapag "no está solo", aunque evitó dar una opinión sobre su gestión. "El partido está vivo y piensa gobernar muchos años más en la provincia", afirmó.

Neuquén > Después de dos años, el ex gobernador Jorge Sobisch volvió a convocar a la prensa para anticipar lo que será el acto político que realizará en el Ruca Che mañana y se expresó contra los gremios estatales, a quienes calificó de organizaciones corporativas que "chantajean" al gobierno provincial para sacar rédito y que utilizan las estructuras del Estado para conformar un proyecto político a su servicio.

Para Sobisch, en el acto -al que estimó que asistirán unas 10 personas, entre ellas "muchas independientes"- se reivindicarán las instituciones, se rechazarán los cortes de ruta, las tomas y las acciones de los sindicatos nucleados en la CTA. "El gobierno provincial no está solo, el partido está vivo y piensa gobernar muchos años más en la provincia", señaló.

A su vez, no quiso evaluar la gestión de Sapag a mitad de su mandato porque "cualquier cosa que diga pueda jugarle a favor o en contra". El problema de Neuquén, advirtió, no es la crisis mundial sino la presión que ejercen los sindicatos estatales "sobre un Estado al que le sacaron 2.200 millones de pesos por sobre la masa salarial".

Esto, sostuvo, fue posible a partir de la "violencia, la agresión y el chantaje" que infundieron los gremios que "vaciaron la provincia". "Ellos se quedaron con la plata que le falta al ISSN, comedores escolares, viandas, ambulancias, medicamentos, y obras", sentenció.

Indicó que el tema ya no es salarial sino político: "Quieren quedarse con el poder, los mismos que cortan la ruta y dicen que no se bajan hasta obtener un aumento, los que suspenden las clases, aunque se les dio todo en 2008 y 2009".

Candidaturas

Sobre su regreso a la escena pública, aseguró que éste tiene que ver con una "política de contención" y dejó abierta la posibilidad a una eventual candidatura en 2011. "Me lo pide la gente, pero no lo estoy analizando, no es el momento. Lo que hago es un trabajo de contención y debate. De ahí saldrá un candidato", afirmó.

En cuanto a las próximas elecciones internas del MPN aseveró que no se presentará como candidato a la presidencia. "Hicimos un acuerdo con Sapag que voy a cumplir a rajatabla. Entiendo que ninguno de los dos se presentará", previó.

Mientras, dijo que impulsará un proceso que contiene las preocupaciones y necesidades de la gente. "Somos muchos los que estamos dispuestos a dar el debate ideológico y que no queremos que la escuela pública se convierta en un laboratorio que le hace la cabeza a los chicos, donde el cartel de ATEN es más fuerte que la foto de San Martín", enfatizó.

Comentá la nota