Smata lanza un paro para el viernes si no hay acuerdo en GM

La filial rosarina del sindicato planteó un cese de actividades en caso de que no se llegue a un acuerdo con General Motors en el conflicto por los 435 despidos en la planta de Alvear.
Inspectores del ministerio de Trabajo de la provincia ya constataron la situación de los trabajadores que se mantienen aislados del resto luego de recibir el telegrama de despido. Los delegados de SMATA aseguran que la firma insistirá con echarlos el jueves, día en que finaliza la conciliación obligatoria.

18-11-2008 | 06:00 hs.Autor: LM/MSD · Fuente: Notife/LT10/La Capital

La tensión sigue siendo el principal elemento que se respira dentro de la planta que la firma General Motors posee en la localidad santafesina de Alvear. Es que el viernes, en la última audiencia, la empresa insistió con el despido de poco más de 150 empleados efectivos. Así lo informó en diálogo con LT10 el delegado de SMATA Darío Aguilar.

Es por eso que la delegación Rosario del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) planteó un paro y movilización para el viernes próximo, en caso de no llegar a un acuerdo por la situación de los 435 despedidos en la planta.

La medida de fuerza regiría, de definirse, un día después de que termine la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo en el marco del conclicto con la empresa automotriz luego de las desvinculaciones que resolviera GM.

Según el secretario general de los mecánicos local, Marcelo Barros, "estamos llegando al límite, la empresa no respeta la conciliación obligatoria, estamos cansados de que esta empresa no respete la legislación argentina". Acto seguido lanzó la huelga en la planta que la firma tiene en Alvear, a 30 kilómetros de nuestra ciudad, en caso de que el próximo jueves no haya un acuerdo.

En la conferencia de prensa, realizada en el local de Smata, estuvieron presentes dirigentes de la CGT local, entre ellos el secretario general Néstor Ferraza, quien dijo que la central evaluará la situación y no descarta adherir a la medida de paro y movilización.

En ese contexto es que los agentes del ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe se llegaron a la sede de la firma para constatar la situación de los obreros. Es que la semana pasada, los sindicalistas denunciaron que los 150 echados reincorporados transitoriamente, eran separados del resto del plantel y conducidos hasta un salón donde recibían capacitación.

Esta es la situación que quiere constatar la dependencia oficial. A las 6 AM, los representantes de la cartera laboral llegaron a la fábrica y solicitaron el ingreso. Una vez dentro, tomaron nota de la situación y se comunicaron con los empleados para saber cómo están siendo tratados.

Aguilar indicó que “seguiremos aislados, de la misma manera, hasta el día jueves en que termina la conciliación obligatoria”. Para el delegado, una vez que ese día llegue, la empresa “insistirá con los despidos y los dejarán afuera porque no los quieren en la planta”. Para seducirlos, según el secretario, les ofrece a los obreros el máximo de indemnización.

El delegado informó que la idea es resistir las cesantías y solicitar a los empresarios que apliquen otras medidas tales como suspensiones, vacaciones adelantadas, reducción horaria y hasta menos salario para conseguir que nadie quede sin trabajo.

Comentá la nota