El Smata concretará nuevas medidas de fuerza

Luego de que fracasara la reunión en el Ministerio de Trabajo los afiliados locales se congregaron ayer en el Cruce de Caminos para movilizarse. Mañana se efectuará un paro de 24 horas. El jueves la Comisión Nacional del sindicato convocó a las autoridades a un plenario.
DE LA REDACCION. El Sindicato de Mecánicos y Afines al Transporte Automotor (Smata) volvió a concretar ayer una nueva jornada de paro y movilización. Por su parte mañana se espera la ejecución de un cese de actividades de todos los trabajadores del sector.

La semana pasada, y por expreso pedido de la presidenta de la Nación, los directivos del gremio decidieron levantar las medidas de fuerza. Durante el miércoles el Ministerio de Trabajo, a través de Carlos Tomada, convocó a las autoridades de la Asociación de Concesionario de ventas y servicios de automotores de la República Argentina (Acara) a un encuentro en el cual el funcionario expondría una propuesta para destrabar el conflicto. La misma consistió en aumentar el salario en un porcentaje aproximado al 40% que se otorgaría distribuido en nueve meses.

Luego de exponer la oferta ejecutada por el Ministerio los representantes de Acara resolvieron no aceptarla ya que su intención es que la distribución del incremento se haga en los doce meses del año. Asimismo se mostró rigidez en la discusión sobre la modificación de cinco puntos pertenecientes al Convenio Colectivo de Trabajo. “Agotado el tema Smata se retiró y en el plenario, realizado el jueves, entre secretarios de las distintas sedes resolvimos retomar las medidas de fuerza”, explicó Héctor Cattaneo, representante del gremio en Pergamino. En este sentido ayer los trabajadores locales afiliados al sindicato realizaron un cese de actividades por espacio de cuatro horas. También se concretó una movilización en la zona del Cruce de Caminos. Por su parte mañana se efectuará un paro general de 24 horas en la que se incluye a las fábricas terminales.

El jueves los referentes de Smata de distintas ciudades fueron llamados a participar a un nuevo plenario en donde los asistentes resolverán las medidas de fuerza a ejecutarse en los próximos días si no se llegara a una instancia de negociación.

Cabe aclarar que en Pergamino son más de doscientos los trabajadores que están involucrados en esta problemática. La jurisdicción de la sede que Smata tiene en la ciudad se extiende a las siguientes localidades: Colón, Rojas, Salto, Arrecifes, Capitán Sarmiento, San Antonio de Areco, San Nicolás, Ramallo y San Pedro, ascendiendo a quinientos los trabajadores que se encuentran en estado de movilización.

Reclamos de trabajadores

El principal reclamo de los gremialistas de Smata es el incremento del 50% en los salarios básicos de los trabajadores. Con este aumento el sueldo pasaría de 1.200 a 1.800 pesos.

También se busca la modificación de cinco puntos pertenecientes al Convenio Colectivo de Trabajo. Según Cattaneo “las transformaciones que queremos alcanzar en estos artículos no son onerosas económicamente y benefician a los empleados”

Uno de los puntos es ascender a una máxima categoría a los vendedores de planes de ahorro ya que si no logran los objetivos de ventas no perciben comisiones y sus ingresos decrecen a 1.200 pesos. Lo que se pretende es que los vendedores puedan tener un buen sueldo y negociar las comisiones.

Además se quiere modificar algunas cuestiones relacionadas con el bono vacacional. El mismo se está cobrando distribuido en los doce meses del año por este motivo el gremio propone que este beneficio sea percibido en su totalidad en el momento en que el empleado se tome vacaciones como se hacía antiguamente. El bono vacacional equivale a 130 horas de trabajo que es un 66 % del sueldo. La forma de adquisición del mismo no es beneficiosa para el trabajador ya que no permite que se cumpla el objetivo con el que fue creado no se cumple: ahorrar.

“Nosotros tenemos un subsidio por transporte. En este sentido se les paga a los trabajadores que viajan en colectivo de acuerdo al precio que el boleto tiene en su localidad. Pero hay variantes en los costos de los mismos de acuerdo a las diferentes ciudades. Hay que tener en cuenta que hay lugares en donde no hay transportes públicos, por ejemplo en Junín. Por este motivo para igualar a todos los trabajadores en torno a esta cuestión nosotros queremos definir este punto en un valor específico”, explicó el dirigente local.

Otro de los aspectos que se pretende modificar es la participación en las comisiones. En torno a esta cuestión cabe destacar que, de acuerdo a lo solicitado por Smata, en una concesionaria no solamente tiene que ganar la comisión el vendedor de vehículos sino que los beneficios que percibe el mismo debe ser recibida, en menor parte, por toda la estructura de trabajadores que posibilitan y efectúan sus tareas en las transacciones comerciales tales como el personal administrativo, los mecánicos que hacen el service, etcétera.

El último punto a tratar y uno de los más importantes es el relacionado al coeficiente zonal. “El beneficio es muy importante para aquellos trabajadores que viven en el sector sur del país, nosotros aspiramos a que éste pase del 20 al 40%. El cobro de esta extra es muy importante en la Patagonia ya que el costo de vida en esa región es más cara que aquí por eso el coeficiente es un plus que se ofrece aparte del sueldo pactado”, concluyó Cattaneo.

Comentá la nota