Skype negociará con las telefónicas para estar en los celulares argentinos

Es casi un genérico del servicio de llamadas gratuitas por Internet, pero recién ahora se prepara para un desembarco formal. Dice que pueden hacer sinergia con operadoras
El de Skype es un caso paradójico en la Argentina. Introdujo el concepto de telefonía por Internet (VoiP) en el mercado local, pero nunca puso un pie en el país. No negoció ni empleó la seducción para evitar conflictos legales con las telefónicas tradicionales, pero esas grandes corporaciones tampoco la vieron como un enemigo, a diferencia de lo que ocurrió en otros países, donde la relación entre proveedores convencionales y los de tecnología IP terminó en los tribunales.

Y ahora anticipa que está en plan de concretar el desembarco, pese a que, en los hechos, está aquí desde hace varios años. La firma lo hará negociando con las operadoras de telefonía móvil (Claro, Movistar y Personal), con el fin de llegar a acuerdos para "hacer sinergia".

"En esta segunda fase de crecimiento, la estrategia de la empresa en la región está muy asociada con el nivel de penetración de banda ancha. Tenemos la visión de que para mucha gente el primer contacto con Internet será a través de su teléfono celular y parte de ese contacto con Internet será la nube de Skype", explicó a El Cronista Alejandro Arnaiz, gerente de Desarrollo de Marketing y Ventas de Skype para Latinoamérica. "Por eso una de las cosas que estamos haciendo es establecer contacto y conversar con las operadoras de celulares", añadió.

Según el ejecutivo, de los 520 millones de usuarios registrados que tiene Skype, 125 millones están en el continente, desde Canadá hasta la Patagonia. Aunque la firma no desagrega números por país, señaló que la Argentina está tercera en sus prioridades en América latina, después de Brasil y México, y que prentenden comenzar los acercamientos con las empresas de móviles a mediados del año próximo. De todas formas, no descarta que alguno de los acuerdos que puedan surgir en Brasil, por ejemplo, puedan tener alcance regional, en el caso de que las que los suscriban tenga operaciones en varios mercados.

Arnaiz opina que, si bien no es fácil que las celulares lleguen a prescindir de los ingresos por tráfico de voz, el uso de Skype puede promover la venta de banda ancha móvil. Afirmó, además, que las conversaciones también podrían abarcar a las compañías de telefonía fija y de televisión por cable.

De todas formas, reconoce que la firma, aunque se convirtió en un genérico de voz por IP, también compite con otras proveedoras locales de esos modelos de comunicación.

"Skype lleva bastante tiempo en el mercado, desde 2003, y su fortaleza está en la tecnología que tenemos. En noviembre tuvimos la marca máxima de tener más de 20 millones de usuarios conectados al mismo tiempo. Eso habla de la fortaleza, la solidez del protocolo de la plataforma", defendió.

Arnais no rehuyó a la pregunta de si Skype tiene un potencial especial en los países pobres. "Dentro del esquema de países en desarrollo, o con menores recursos, Skype tiene un perfil social y dentro de ese perfil social están obviamente las llamadas gratuitas. Entonces, sí tenemos ese rasgo, ese matiz", declaró. En esa línea, indicó que el grupo firmó una alianza con un centro de desarrollo tecnológico cuyo foco es establecer centros comunitarios en las favelas brasileñas. Pero aclaró que el sistema no reemplaza a las líneas tradicionales y que, salvo en sus versiones pagas, no tiene numeración, por lo que no es recomendable usarlo en caso de que sea importante la identificación del usuario.

Comentá la nota