Sitúan a Formosa como la de mas escasa actividad laboral

Un informe privado reveló que Formosa registra la mayor tasa de desempleo, debido a la baja tasa de actividad. El empleo en negro no bajó en los últimos años, superando el 43%.
Según el último informe de Economía y Regiones, de acuerdo a los últimos datos publicados por el INDEC, en el primer trimestre del año 2009, la tasa de desempleo -considerando ocupados a los beneficiarios de los planes Jefes y Jefas de Hogar que realizan algún tipo de contraprestación laboral- trepó al 8,4% de la población económicamente activa (PEA) para el total de aglomerados urbanos relevados. Sin tener en cuenta la incidencia de los planes Jefes y Jefas de Hogar, el desempleo aumenta al 8,6% en el primer trimestre de 2009.

A pesar de la crisis económica, para el INDEC, la desocupación habría aumentado 0,9 puntos porcentuales respecto al cuarto trimestre de 2008 (7,3%), mientras que si se compara dicha tasa con la observada al primer trimestre de 2008, la desocupación no habría variado. Si bien estos indicadores son representativos del total nacional, existen disparidades significativas entre las distintas zonas geográficas del país.

En las provincias del NEA, conformadas por Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones, la situación del mercado laboral es la contracara de lo que ocurre en la región Gran Buenos Aires: Las tasas de desocupación (4,9%) y subocupación (4,7%) se ubican entre las más bajas del país. En este caso, la tasa de desempleo se ubica casi 3,5% por debajo de la registrada en la esfera nacional (8,4%).

El principal factor que explica las bajas tasas de desocupación y subocupación es la escasa tasa de actividad de la región (de hecho, es la más baja del país: 34,4%); es decir que, en esta región, un pequeño porcentaje de los individuos se encontraban buscando activamente un empleo. Consecuentemente, las presiones sobre el mercado laboral resultaron ser menores que en el promedio del país. En estos casos, podría existir un desempleo "encubierto" o "potencial". Además, el dinamismo de las economías regionales, impulsadas por los altos precios de las commodities de exportación, que motorizó la actividad agrícola de la región y la producción de manufacturas de origen agropecuario durante el 2007 y la primera mitad de 2008, quedó casi extinto con la crisis internacional y la -consecuente- reducción de las exportaciones y del precio de los commodities.

Por ende, el dinamismo de estos sectores que había permitido aumentar el empleo en estas provincias, tiene un efecto contractivo sobre el mercado laboral una vez desatada la crisis. Por otra parte, es la segunda región con mayor índice de empleo en negro (41.4%), 5 puntos porcentuales por encima de la media nacional.

Comentá la nota