La situación de los temporarios, “una desprolijidad más del municipio”

A fines de enero se conoció la resolución del intendente Cristian Breitenstein de no renovarles los contratos a una cantidad importante de temporarios. Sin embargo, pocas horas después, el jefe comunal dejó la medida sin efecto, tras el pedido de concejales que recibieron las quejas de los trabajadores de la comuna.
Ayer por la tarde, la secretaria de Gobierno, Diana Larraburu, se reunió con los presidentes de los distintos bloques del Concejo Deliberante para dialogar al respecto.

Según explicó en Frente a Cano el titular de la bancada radical, Roberto Ursino, comentó que la idea del municipio es “depurar” la planta de temporarios ya que, según explicaron, hay muchos que no cumplen con las funciones asignadas.

“Les pedimos que analicen la situación de cada uno de los trabajadores de manera individual, ya que no pueden meter a todos en la misma bolsa”, comentó el edil, quien además indicó que pidieron a los representantes del Ejecutivo que pasen a planta permanente a aquellos trabajadores que cumplen sus tareas como corresponde. “No pueden cumplir sus tareas mientras están amenazados constantemente, tienen que darles tranquilidad”, enfatizó.

Finalmente, consideró que la decisión de Breitenstein y la posterior marcha atrás “es otra desprolijidad más de este gobierno. Toman medidas y luego recogen el barrilete cuando la situación se complica”.

Comentá la nota