SITUACION SOCIAL Cerca de 7000 discapacitados esperan un Junín accesible

Rampas tapadas por los autos, edificios públicos inaccesibles y solo un 0,25 por ciento puestos de trabajo del 4 por ciento l total estipulado por Ley. Esa es la realidad con la que los cerca de 7.000 discapacitados de Junín se encuentran día a día. Rubén Priotti, vicepresidente de la Junta de Defensa e Inclusión de los Derechos de los Discapacitados, manifestó en declaraciones a La Verdad que el estado no cumple el 4% de trabajados con discapacidad que la ley estipula.
“En este sentido quiero destacar al Gobierno Local porque está por llegar al 4% mínimo. Pero ese es el piso, habría que lograr un poco más. En comparación a otras dependencias oficiales, en el municipio el porcentaje es muy alto”.

Las empresas privadas no tiene la obligación de contratar personal con alguna discapacidad, salvo aquellas que son proveedoras del Estado. “Pero como el Estado va a exigirle a las empresas que cumplan cuando ellos no lo hacen”, argumentó.

Aseguró que hay mucho desconocimiento y falta de interés en el tema discapacitados, aunque admitió que en los últimos 9 años la situación mejoró mucho.

“En el `99 en Junín no se había entregado ningún certificado de discapacidad. Hoy por hoy se está entregando un promedio anual de 800 certificados. Estos sumados dan un total de más de 2.000 en la ciudad”, señaló Priotti.

Un problema

de todos

“Hay que tomar conciencia sobre este tema. El 7% de discapacitados implica que hay más de un 30 por ciento que está directa o indirectamente involucrado con el tema de la discapacidad”, manifestó Priotti.

Por eso que la ciudad esté preparada para atender las necesidades de este gran número de personas es muy importante. Por el momento los avances son muy lentos.

“El tema de accesibilidad se va haciendo de a poco, pero por suerte la ciudad en ese sentido es atípica comparada con el resto. Porque se están teniendo en cuenta nuestras opiniones en las obras nuevas”.

Priotti aseguró que los viejos edificios se fueron adecuando de a poco y que son escasos los que todavía no presentan un acceso a discapacitados.

Pero dijo que estas modificaciones no se hacen porque las autoridades tengan presente el tema, sino porque desde la Junta se lo recuerdan periódicamente.

Caso testigo

“El caso extremo de esto son las viviendas del Plan Federal. Ninguna de las casas es accesible a personas con sillas de rueda”, aseguró y agregó “hemos recorrido muchos kilómetros para hacerles entender este problema y para que se modifique”.

Según Priotti ninguna de las viviendas del Plan Federal que se están haciendo en el país son accesibles. “Una persona en silla de rueda va a poder entrar a la casa porque la puerta solo está elevada 80 centímetros. Hasta ahí vamos bien”, manifestó. “Pero una vez dentro no va a poder acceder al baño ni a los dormitorios. Porque el pasillo por el que tienen que entrar es muy angosto y nos les permite ni siquiera girar.

Esto pasa porque hay una gran falta de interés en el tema, porque todavía no está metido en la conciencia colectiva la problemática de la discapacidad”.

Comentá la nota