"La situación recomienda prudencia, pero el silencio de la empresa nos llama poderosamente la atención"

Luego del accidente ocurrido en el local de Castellanas, en donde falleció Olimpia Flores de 73 años en un confuso episodio cerca de las escaleras del local comercial, su sobrino Darío Sanchez dialogó con Radio del Plata Corrientes y expuso la situación desde la óptica familiar. Manifestó "estar sorprendido" por el comportamiento de la empresa con respecto a la muerte de su tía:" El silencio de la empresa nos llama poderosamente la atención, porque no se han comunicado de ninguna manera desde que ocurrió el accidente", aseguró.
"Hay contamos con muy poca información, sólo el acta policial que nos entregaron en la cual figura una "supuesta muerte en accidente", lo que en términos de conocimiento público tendría que entenderse como una muerte dudosa. En estos momentos la familia está estudiando en qué condiciones se dio la muerte de mi tía, y también estamos viendo si habría o cabría algún tipo de responsabilidad de la empresa o el comercio. La verdad es que los familiares sentimos (más allá de si hay o no un grado de responsabilidad en el accidente o la muerte de mi tía) de que no se puedo ignorarse el comportamiento que tuvo el comercio, porque no hemos tenido ningún tipo de comunicación o acercamiento para ayudar o interiorizarse con los familiares, cuando ella era un cliente circunstancial de este lugar", aseguró.

En la comunicación con Del Plata Corrientes, Darío Santos fue concluyente al asegurar que no hubo un acercamiento por parte de la casa de compras con los familiares, y aseguró que ante esta situación, van a empezar una etapa de investigación para conocer el desenlace de la muerte. "En las próximas horas vamos a ir al lugar para tratar de conversar con alguna autoridad para interiorizarnos de la situación. Vamos a empezar una etapa de investigación para conocer el desenlace de la tragedia. El Gerente mismo de la tienda el domingo dijo que ella perdió la estabilidad y cayó por más de dos metros que tiene la escalera, rompió un vidrio y terminó en un plantero, lo cual le termina destrozando la cabeza con muchos cortes en el cuerpo", describió Santos.

En este sentido, el familiar aseguró que "su tía estaba perfectamente de salud, tanto en lo físico y en lo mental", y que según la información que manejan y le acercaron, "las escalera no tendría un antideslizante que garantiza mayor seguridad en los clientes". "La situación recomienda prudencia, porque fue una tragedia y todavía no se conoce bien cómo ocurrió en detalles ni conocemos las condiciones edilicias del lugar, pero el silencio de la empresa nos resulta extraño y sólo confunde un poco más", dijo, y aseguró que "en el caso hipotético de que la empresa tenga alguna responsabilidad sobre el hecho", van "a regular una estrategia judicial para comenzar el proceso sobre si fue un accidente o hubo impericias por parte de Castellanas".

Comentá la nota