"Hay una situación real de caja que si no la entendemos nos va a pasar por arriba"

La Ministra de Salud, María Grieco, expresó "preocupación", por las medidas de fuerza que llevan adelante los profesionales de los hospitales públicos, pero anotó que se trata de "una tremenda dificultad que surge en los distintos sectores de la Administración Pública por reclamo de mejora salarial, que también alcanza a Salud".
Cabe destacar que el Ejecutivo provincial recibió a los representantes de las dos asociaciones de profesionales de la Salud. La titular de la Cartera sanitaria anotó que "el resultado de la reunión no satisfizo a los profesionales, porque tenían sembrada su expectativa en llevarse un compromiso concreto de pago a fecha de sus reclamos, y esto no fue posible por parte del Gobierno, debido a la situación económica imperante".

En cuanto al malestar de los profesionales por los descuentos percibidos, dijo que desde el Gobierno se les recordó "que era una situación advertida, y que tenían la vía del reclamo administrativo y legal disponible".

"Nos preocupa mucho porque estamos en un momento sumamente complicado, debido a la gripe A, ya que es probable que se registre una segunda oleada en Tierra del Fuego cuando vuelva la gente de sus vacaciones", manifestó, y recordó que "la ley de ejercicio profesional establece legalmente que el personal debe estar a disposición en caso de emergencias o catástrofes", adelantando que "esto lo vamos a hacer valer cuando haga falta".

Señaló que "más allá de que permanentemente se están poniendo a disposición de los distintos sectores, de la manera más clara y transparente posible, los números de la Provincia; cuesta que los trabajadores acepten que más allá de la voluntad o el deseo de reparar ciertas situaciones o mejorar las condiciones salariales, hay una realidad implacable que se nos impone a todos y que no permite dar respuesta a las expectativas".

La funcionaria observó que el sistema de salud tiene 5 gremios identificados, que son las dos asociaciones de profesionales de ambos hospitales, ATE, ATSA y UPCN, "cada uno representando a un grupo diferente de trabajadores, con varios tipos de reclamos y planteos", y anotó que "esto hace que la situación sea todavía más compleja".

Destacó, no obstante, que "con ATSA hemos firmado un acuerdo de paz social por 90 días, y se está trabajando en el diálogo y las negociaciones posibles, mostrando cuáles son las dificultades para dar respuesta", motivando que "no haya ningún tipo de medidas de fuerza con el sector no profesional en este momento, en el ámbito de la Provincia".

Grieco señaló que "la dificultad de fondo es que, aun existiendo buen diálogo y predisposición de nuestra parte, no hay recursos para seguir incrementando la masa salarial", y advirtió que de atenderse las demandas del sector "entraríamos en proceso de cesación de pago de sueldos".

Cabe destacar que, de acuerdo a lo trabajado en reuniones anteriores entre los profesionales de la salud y referentes de Economía, se estimó que dar respuesta al reclamo del sector representaría alrededor de $750 mil por mes, y casi diez millones al año.

Ante esta realidad concreta, desde el Gobierno se observó que "si más del 90% de los ingresos provinciales van a salarios, para dar respuesta a los profesionales a través del presupuesto 2010, habría que sacar ese monto del salario de algún otro sector, y esto es inviable".

La titular de Salud remarcó que "el estado debe asumir una conducta responsable, y no dar aumentos que no se van a poder pagar", agregando que "hace falta un sinceramiento social para que tengamos claro en qué situación nos encontramos".

Por otro lado, si bien señaló que "nadie pone en duda el nivel de responsabilidad, y la necesidad que se tiene del sector profesional, hay cuestiones fácticas que hacen que las medidas de fuerza de los profesionales generan un triple perjuicio".

Amplió sus dichos y anotó que la medida "afecta principalmente a los pacientes, pero también a los propios profesionales, porque está advertido el descuento de salarios a quienes realicen la protesta; y además tampoco se va a obtener un resultado diferente con las medidas, porque no hay recursos, y no por un tema de falta de voluntad ni de interlocutores del Gobierno".

"Hay una situación de caja real que si no la entendemos nos va a pasar por arriba", advirtió la Ministra de Salud.

Observó que "si bien en este momento no se pueden dar respuestas al reclamo salarial, sí las hemos dado para otros reclamos históricos del sector salud, particularmente del profesional, como por ejemplo el caso de los concursos, que se hicieron para las direcciones generales, las direcciones médicas, y jefatura de departamento".

Precisó que "se concursaron 11 cargos en cada hospital, y es un proceso que vamos a continuar porque ya tenemos incluso armados los borradores de las bases, como para llamar a los sectores para definir por dónde continuamos; ya que en este punto hemos logrado buen nivel de consenso con todos los gremios". Lo mismo anotó para el caso de las capacitaciones que se están realizando, y el trabajo en APS, medicamentos y otros temas.

"Hay muchos campos en los cuales se puede mejorar las condiciones de trabajo, y el nivel de respuestas a la comunidad", sostuvo, y consideró que "sería posible aguantar un poco, porque en definitiva nadie está pasando necesidades primarias en este sector, porque el salario de bolsillo más bajo es de 4 mil pesos, y tenemos cerca de 30 profesionales que superan el haber de la gobernadora".

Comentá la nota