SITUACIÓN POLÍTICA EN COLÓN El intendente Casi quiere ser diputado como el productoragropecuario Manfredini y Soria nuevamente concejal

SITUACIÓN POLÍTICA EN COLÓN  El intendente Casi quiere ser diputado como el productoragropecuario Manfredini y Soria nuevamente concejal
Ricardo Casi va por un puesto en la lista de Diputados provinciales. No es fácil la tarea. Gerardo Soria anhela una banca en el orden local, un sector de la sociedad le podría reconocer su anterior trabajo. Los radicales y los seguidores de Lilita Carrió deben encontrar al hombre que los lleve a la victoria. Los tiempos cambian, la próxima elección será para el distrito de Colón una bisagra política, económica y social...
Nunca antes un acto electoral para elegir el legislativo local, marcara tan profundamente los escenarios futuros.

El Diputado Nacional José María Díaz Bancalari y hombre fuerte político desde hace 30 años en la Segunda Sección Electoral, está armando el andamiaje para enfrentar con éxito el 28 de junio. Según los trascendidos habría un puesto para San Nicolás ( en primer lugar) y luego lo seguirían San Pedro, Zárate, Rojas, y Baradero.

La Segunda Sección elegirá once diputados provinciales. En este sentido se debe tener en cuenta que Ismael Pasaglia iría encabezando la lista de Francisco De Narváez y Felipe Sola. Todos saben que será un hueso duro de roer.

En el orden local, el intendente Ricardo Casi, quiere ser diputado provincial. Ha venido trabajando para esto y piensa que de ser elegido en la lista y luego ratificado en el acto electoral, puede dejar a su amigo Pablo Pino al frente del municipio. Le juega a favor algunos contactos políticos que realizó en esas largas y tediosas reuniones y el haber "caminado" con insistencia pocas veces vistas los centros del poder.

El sabe que si en esta no es diputado (por los resultados que se avecinan en junio), nunca más logrará una banca de legislador.

En contra del Jefe Comunal le juegan la cantidad de habitantes de Colón y algunos sondeos que lo mostrarían en su peor momento en la consideración de la gente.

Pero claro… en el presente todavía no haye una oposición debidamente armada y en el país de los ciegos el tuerto es rey.

Gerardo Soria

Las carencias mostradas por la oposición y la falta de "corazón" para oponerse a algunos aspectos de está administración municipal hacen que una parte del electorado pudiera reconocer nuevamente a Gerardo Soria.

En el año 2001, el AMIC sale al ruedo político para expresar el sentimiento de una izquierda desarmada y que nunca había trabajado en unidad. El "discurso" de esos jóvenes era esperado y caló muy hondo en algunos sectores de la población. Problemas en el carácter temperamental del ex concejal hicieron que en el presente no estuviera sentado en el sillón de la casa amarilla.

Paradojas de la política o de la casualidad. En Colón existen muy pocas figuras que aglutinen gente por peso propio. Una es Soria, y la otra es su ponente ideológico, Carlos Mazzieri. El em- presario textil y debido a algunos dislates económicos en los últimos años en la parte comunal, y la carencia de un administrador, hacen que de presentarse a elecciones ganara ampliamente. Pero es imposible que esto suceda, y ya los votos después de la asonada del 2003 no se transfieren.

En tanto hay una franja de la población que mira expectante a la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica y a Todos por Colón. Si sus dirigentes encuentran al hombre que espera la sociedad y que tenga el corazón "caliente" para decir los padecimientos de centenares de vecinos y la solución: tendrá con seguridad el voto de la gente como lo tuvo en el 2001 el AMIC.

Colón Doce está en situación de indicar que habría habido negociaciones y la Coalición Cívica cedió el primer lugar al radicalismo, por lo que el primer candidato a concejal de la alianza sería Oscar Sutich.

Por su parte, Todos por Colón pediría el primer lugar. Sería muy difícil que esto suceda por lo que la Agrupación Vecinal iría sin alianzas.

Volver a las fuentes

El electorado está pidiendo lo que un municipio debe brindar: buena recolección de la basura, abrir la canilla y que salga agua, que en la mañana no encuentre desparramada la basura al frente de su casa, que le corten las malezas en los cunetones, que las cloacas funcionen y no haya olor, tener seguridad para dejar la bicicleta o la moto frente a su vivienda y no vivir enrejado, que el pavimento en las cuadras céntricas no tengan las rajaduras que tienen y por lo cual se hace imposible transitar en ciclomotor o moto y muy pronto en auto si se sigue deteriorando- entre otras cosas.

En síntesis, que el Municipio realice el trabajo que le corresponde como primera celula administradora del sistema estatal.

Para muchos entendidos esto "es una buena gestión". Lo demás viene como añadidura, como las grandes obras provinciales y nacionales que son "desparramadas" (en todos los gobiernos) por color político, o si existen los fondos necesarios para realizarlas.

Como ejemplo podemos decir que había un gobierno municipal famoso por sus grandes obras que mandaba a La Plata y Capital Federal a un empleado con problemas de salud.

Los problemas

El gran problema de todos los partidos políticos a 80 días de las elecciones, es la militancia política. Ninguno tiene militantes en cantidad suficiente para trabajar en una campaña política

En cuanto al Justicialismo tiene a Pablo Ansaloni, un dirigente que es el que más evolucionó en los últimos tiempos.

De aquel muchacho tímido, que le costaba expresarse, tenemos a un político preparado para el debate, con sapiencia y que ya conoce los vericuetos por donde transitar. El adelantamiento de las elecciones lo encontró en un proceso de reorganizar el partido.

Por último, tenemos a José Pablo Manfredini y Pedro Solé. El tandém va a ir con la lista de Francisco De Narváez y Felipe Solá, que mide muy bien en el electorado. Una alianza con el justicialismo local le dará más estructura para pelear los sufragios.

Manfredini con seguridad será candidato a diputado provincial y Solé a concejal. Habrá que estar atento hasta donde lo apoya el sector agropecuario. Estos dirigentes encarnan su propio reclamo.

Comentá la nota