La situación del juez federal de Orán ha provocado una tensa realidad laboral

La situación del juez federal de Orán ha provocado una tensa realidad laboral

La situación de los empleados del Juzgado Federal de Orán no está fácil por estas horas, esperan que su sindicato reaccione y los proteja.

Fuentes cercanas al organismo judicial en la ciudad norteña aseguran que por estos días hay personal que se ausenta porque deben prestar declaración en el marco de la causa que por supuestas coimas se inició teniendo como principal acusado al propio titular Raúl Reynoso. Otros pidieron licencia, o dispensa de concurrir a sus lugares de trabajo atento que el clima que se vive está enrarecido.

Por otra parte los procedimientos que se ordenan, se refieren sólo a pequeños delitos, algo habitual en la actuación del juzgado si se tiene en cuenta que cuando saltó la causa David Mazzutti, por abuso de autoridad y privación ilegítima de la libertad, el magistrado oranense, sorprendió con 35 allanamientos por supuesto lavado de dinero, que tenía como imputados a empresarios de la carne. Inclusive se llegó a allanar para solicitar documentación a un banco con sucursal en Tucumán. Pero a los meses no quedó nada, ni presos, ni secuestro de elementos, es decir todo se desdibujó.

Desprotección

Volviendo a los empleados suena extraño que la propia Cámara de Apelaciones no haya ofrecido protección a los empleados teniendo en cuenta que se estarían sintiendo presionados. Esto de la mano de buscar testigos que puedan declarar tranquilos.

Enrique Maita es el delegado, que inclusive habría sido contactado por gente cercana a José Piumato, titular del gremio de los empleados judiciales a nivel nacional para conocer qué tipo de actitud se estaba adoptando en el juzgado, ante tamaña causa, y según trascendió el propio Maita habría dicho que todo estaba perfecto.

A este respecto algunos empleados manifestaron, que se sienten muy presionados, atento que inclusive, estaban siendo apalabrados para firmar un acta, que luego debería ser entregada al juzgado de Julio Bavio, que acusa a Reynoso, para señalar "no hay irregularidades, no tenemos nada que declarar". Pero parece todo quedó en presiones.

Otra recusación

Tras el rechazo a la recusación de Bavio, la Cámara Federal de Apelaciones de Salta debe resolver la recusación que efectuó Reynoso, del fiscal General Eduardo Villalba, que junto a Diego Iglesias de la Procuraduría de la Narcocriminalidad, investigaron al juez de Orán.

Esta semana por otra parte el propio Reynoso debe hacer su descargo ante el Consejo de la Magistratura.

El organismo tiene en su poder desde julio la denuncia de Mazzutti, y debe resolver, y el juez tiene para defenderse hasta este martes o miércoles a más tardar.

Coment� la nota