"Es una situación insostenible!"

Expresó el Secretario de Hacienda de la Municipalidad de Andalgalá Roberto Némer en conferencia de prensa convocada especialmente para dar a conocer a la comunidad, la agobiante situación financiera por la que atraviesa el municipio.

Viernes, 10 de Abril de 2009

* Portada

* Secciones

o POLITICA

o ECONOMIA

o INFORMACION GENERAL

o POLICIALES

o DEPORTES

o EDUCACION

o NO LO DESMIENTAS

o SI QUERES REIR REI

o Ed. Anteriores

* Comunidad

o Cartas al Director

* Contacto

00:00:00

FUNCIONARIO ADMITIÓ QUE FINANZAS DE LA COMUNA DE ANDALGALÁ ESTÁ EN ROJO

"Es una situación insostenible!"

Expresó el Secretario de Hacienda de la Municipalidad de Andalgalá Roberto Némer en conferencia de prensa convocada especialmente para dar a conocer a la comunidad, la agobiante situación financiera por la que atraviesa el municipio.

Andalgalá (C)- La comuna que comanda José Perea padece un serio conflicto gremial generado a partir del atraso en el pago del aumento de 11% oportunamente otorgado por el Gobernador, medida a la que el municipio adhirió mediante una ordenanza aprobada por unanimidad del concejo deliberante.

El funcionario expresó que del gobierno de la provincia solamente recibieron "promesas" con respecto a los fondos pertinentes para enfrentar la obligación lo que al no cumplirse en tiempo y forma, motivo a los empleados que iniciaran una protesta por tiempo indeterminado rechazando el proyecto enviado por el ejecutivo municipal, de derogación de la citada ordenanza.

Némer estuvo acompañado por la asesora contable Carolita Bustos de Sacchetti, el Fiscal municipal, Dr. Daniel Farroni y por la tesorera Juana Chasampi, quienes asentían ante el planteamiento de la problemática que no tiene solución, al menos a corto plazo y según las declaraciones realizadas.

Por de pronto, en la mañana de la víspera los empleados municipales aglutinados en el SOEMA se apersonaron en el concejo deliberante y se hicieron escuchar por los vecinos, mediante bombas de estruendo, gritos y silbatinas, faltado únicamente los huevos de rigor para estos casos mientras los concejales se encuentran en una encerrona, sin saber qué hacer y qué solución brindar a los obreros que consideran al famoso 11% como un "derecho adquirido".

En el medio del conflicto se ubican los empleados contratados que son casi una centena, y las autoridades deben optar entre dar el beneficio a los trabajadores de planta y despedir a los contratados o seguir manteniendo a éstos con la imposibilidad de concretar el incremento salarial..

Por su parte el Fiscal Farroni aseguró que no se duda de la legitimidad del pedido y luego de afirmar que en el municipio "no ay ñoquis", comentó que la falta de asistencia por parte del gobierno provincial se debería a "algún castigo" (sic) impuesto por razones partidarias.

Lo cierto es que la medida de los trabajadores ya se hace sentir por cuanto los servicios se están resintiendo y se puede notar en las calles, la basura que se acumula por la negligencia de los pocos que no adhieren (los contratados) y trabajan a media máquina.

Ante este cuadro de situación, estimamos que el gobernador debería tomar cartas en el asunto por cuanto es el principal causante de este conflicto, al otorgar un aumento de sueldos sin enviar adjunta la correspondiente partida presupuestaria.

Pero claro, Brizuela del Moral vive en Catamarca y está muy ocupado en lograr que su esposa sea senadora nacional, mientras alguno de los hijos "acumula méritos para sucederla", en tanto el pobre Roberto Némer pide comprensión a la población.

¿O no?

00:00:00

FUNCIONARIO ADMITIÓ QUE FINANZAS DE LA COMUNA DE ANDALGALÁ ESTÁ EN ROJO

"Es una situación insostenible!"

Expresó el Secretario de Hacienda de la Municipalidad de Andalgalá Roberto Némer en conferencia de prensa convocada especialmente para dar a conocer a la comunidad, la agobiante situación financiera por la que atraviesa el municipio.

Andalgalá (C)- La comuna que comanda José Perea padece un serio conflicto gremial generado a partir del atraso en el pago del aumento de 11% oportunamente otorgado por el Gobernador, medida a la que el municipio adhirió mediante una ordenanza aprobada por unanimidad del concejo deliberante.

El funcionario expresó que del gobierno de la provincia solamente recibieron "promesas" con respecto a los fondos pertinentes para enfrentar la obligación lo que al no cumplirse en tiempo y forma, motivo a los empleados que iniciaran una protesta por tiempo indeterminado rechazando el proyecto enviado por el ejecutivo municipal, de derogación de la citada ordenanza.

Némer estuvo acompañado por la asesora contable Carolita Bustos de Sacchetti, el Fiscal municipal, Dr. Daniel Farroni y por la tesorera Juana Chasampi, quienes asentían ante el planteamiento de la problemática que no tiene solución, al menos a corto plazo y según las declaraciones realizadas.

Por de pronto, en la mañana de la víspera los empleados municipales aglutinados en el SOEMA se apersonaron en el concejo deliberante y se hicieron escuchar por los vecinos, mediante bombas de estruendo, gritos y silbatinas, faltado únicamente los huevos de rigor para estos casos mientras los concejales se encuentran en una encerrona, sin saber qué hacer y qué solución brindar a los obreros que consideran al famoso 11% como un "derecho adquirido".

En el medio del conflicto se ubican los empleados contratados que son casi una centena, y las autoridades deben optar entre dar el beneficio a los trabajadores de planta y despedir a los contratados o seguir manteniendo a éstos con la imposibilidad de concretar el incremento salarial..

Por su parte el Fiscal Farroni aseguró que no se duda de la legitimidad del pedido y luego de afirmar que en el municipio "no ay ñoquis", comentó que la falta de asistencia por parte del gobierno provincial se debería a "algún castigo" (sic) impuesto por razones partidarias.

Lo cierto es que la medida de los trabajadores ya se hace sentir por cuanto los servicios se están resintiendo y se puede notar en las calles, la basura que se acumula por la negligencia de los pocos que no adhieren (los contratados) y trabajan a media máquina.

Ante este cuadro de situación, estimamos que el gobernador debería tomar cartas en el asunto por cuanto es el principal causante de este conflicto, al otorgar un aumento de sueldos sin enviar adjunta la correspondiente partida presupuestaria.

Pero claro, Brizuela del Moral vive en Catamarca y está muy ocupado en lograr que su esposa sea senadora nacional, mientras alguno de los hijos "acumula méritos para sucederla", en tanto el pobre Roberto Némer pide comprensión a la población.

¿O no?

Andalgalá (C)- La comuna que comanda José Perea padece un serio conflicto gremial generado a partir del atraso en el pago del aumento de 11% oportunamente otorgado por el Gobernador, medida a la que el municipio adhirió mediante una ordenanza aprobada por unanimidad del concejo deliberante.

El funcionario expresó que del gobierno de la provincia solamente recibieron "promesas" con respecto a los fondos pertinentes para enfrentar la obligación lo que al no cumplirse en tiempo y forma, motivo a los empleados que iniciaran una protesta por tiempo indeterminado rechazando el proyecto enviado por el ejecutivo municipal, de derogación de la citada ordenanza.

Némer estuvo acompañado por la asesora contable Carolita Bustos de Sacchetti, el Fiscal municipal, Dr. Daniel Farroni y por la tesorera Juana Chasampi, quienes asentían ante el planteamiento de la problemática que no tiene solución, al menos a corto plazo y según las declaraciones realizadas.

Por de pronto, en la mañana de la víspera los empleados municipales aglutinados en el SOEMA se apersonaron en el concejo deliberante y se hicieron escuchar por los vecinos, mediante bombas de estruendo, gritos y silbatinas, faltado únicamente los huevos de rigor para estos casos mientras los concejales se encuentran en una encerrona, sin saber qué hacer y qué solución brindar a los obreros que consideran al famoso 11% como un "derecho adquirido".

En el medio del conflicto se ubican los empleados contratados que son casi una centena, y las autoridades deben optar entre dar el beneficio a los trabajadores de planta y despedir a los contratados o seguir manteniendo a éstos con la imposibilidad de concretar el incremento salarial..

Por su parte el Fiscal Farroni aseguró que no se duda de la legitimidad del pedido y luego de afirmar que en el municipio "no ay ñoquis", comentó que la falta de asistencia por parte del gobierno provincial se debería a "algún castigo" (sic) impuesto por razones partidarias.

Lo cierto es que la medida de los trabajadores ya se hace sentir por cuanto los servicios se están resintiendo y se puede notar en las calles, la basura que se acumula por la negligencia de los pocos que no adhieren (los contratados) y trabajan a media máquina.

Ante este cuadro de situación, estimamos que el gobernador debería tomar cartas en el asunto por cuanto es el principal causante de este conflicto, al otorgar un aumento de sueldos sin enviar adjunta la correspondiente partida presupuestaria.

Pero claro, Brizuela del Moral vive en Catamarca y está muy ocupado en lograr que su esposa sea senadora nacional, mientras alguno de los hijos "acumula méritos para sucederla", en tanto el pobre Roberto Némer pide comprensión a la población.¿O no?

Comentá la nota