La situación hídrica es la más grave de los últimos 15 años

Las reservas en Paso de las Piedras están en el 28 por ciento. La empresa insta a cuidar el consumo. Los miembros de la Mesa del Agua fueron convocados por el intendente para el martes que viene.
En 155,55 metros se registró, ayer, la cota de la superficie del embalse del dique de Paso de las Piedras. El dato, confirmado a este diario por el presidente de la Autoridad del Agua, ingeniero Raúl López, refleja la magnitud de un problema que Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA) definió, anoche, como el más preocupante de los últimos 15 años.

La empresa recordó que, el 11 de noviembre de 2002, el lago artificial que abastece a Bahía Blanca y Punta Alta registró una cota de 166 metros, pero que, gradualmente, debido a una sequía cada vez más intensa, las reservas están en el 28 por ciento de su nivel ideal.

"El panorama es serio y si no cuidamos el agua que nos queda, nos perjudicamos todos", advirtió un comunicado de ABSA, cuyo presidente, Guillermo Scarcella, se había reunido, el jueves último, con el intendente municipal Cristian Breitenstein, quien, ayer, convocó a la Mesa del Agua para el martes venidero, a las 11.

El encuentro se cumplirá en la sala Estomba de Alsina 65 y participarán técnicos de la Municipalidad e integrantes de Aguas Bonaerenses, del Concejo Deliberante, de la Cámara Argentina de la Construcción, de la Corporación del Comercio, Industria y Servicios, de la Unión Industrial y, entre otros, de la Bolsa de Comercio.

El jefe comunal, tras su entrevista con Scarcella, indicó que ABSA trata de ampliar el caudal en 3 a 4 mil metros cúbicos, mediante un pozo situado en el bajo San José y la mejora del ducto que se proyecta desde la zona serrana.

Respecto de una eventual restricción del abastecimiento, Breitenstein anticipó que la medida se evaluará en base a cómo evolucione la situación.

En un adelanto de las medidas que anunciará oficialmente la Mesa del Agua, el intendente dijo que se trabaja muy fuertemente, con los compromisos de los gobiernos nacional y provincial, en la licitación de una obra complementaria a Paso de las Piedras, la que, con aguas del río Colorado, bastaría para abastecer a toda la región del sudoeste bonaerense.

Breitenstein instó a corregir problemas para que el líquido vital no termine desperdiciándose por problemas en la distribución.

Frente a la crisis, ABSA emprendió un operativo ante las 160 pérdidas declaradas en diversos puntos de la ciudad, White y Cerri y considera que las normalizará en unos 30 días.

Comentá la nota