Situación económica y presupuesto, la agenda del Gobierno.

Desde el Poder Ejecutivo se planteó como agenda del encuentro que mantendrá con la Intersindical la situación económica de la Provincia y el presupuesto 2010.
La situación económico-financiera de la Provincia y el presupuesto para el próximo año son dos de los temas que la gobernadora Ríos fijó como agenda para el encuentro que mantendrá este martes con los referentes de la Intersindical de gremios públicos y privados.

En declaraciones difundidas desde el Gobierno, la mandataria adelantó que la intención del Poder Ejecutivo es invitar a la Intersindical "a participar, como lo haremos con los miembros del Consejo Económico y Social, a la conformación de un presupuesto, porque la situación en la que estamos implica que todos tenemos que pensar alternativas de asignación de recursos en relación a lo que hay y lo que puede haber".

Para Ríos, la participación de los sectores empresarios y gremiales en la definición sobre la distribución de recursos presupuestarios resulta de suma importancia. "Sin tarifaria o con tarifaria corta o larga, en cualquier caso debemos tener en claro que si la cobija es corta hay que ver qué hacemos para cobijarnos todos", ya que señaló que mientras "todas las variables económicas tiendan a la baja, y sigamos sin posibilidades de financiamiento, es bastante complejo poder responder a las demandas crecientes de todos los sectores".

Este encuentro marcará también la reapertura de la frustrada instancia de diálogo propuesta a principios de año, de la que la Intersindical no participó por considerar que algunos de los gremios que la integran habían sido discriminados por el Gobierno.

Seguramente servirá también para los dirigentes sindicales reciban la tan reclamada información sobre la situación financiera de la Provincia, que demuestre la profundidad de la crisis sostenida desde el Gobierno, la que a entender de los gremios no es de la magnitud planteada por el Ejecutivo.

El resultado de la convocatoria servirá para saber si, finalmente, la gestión Ríos recupera credibilidad y la información presentada resulta confiable para la Intersindical. De no ser así, este llamado al diálogo de poco servirá para poder avanzar en la definición de políticas consensuadas de cara al próximo año.

Comentá la nota