La situación económica municipal motivó una reunión

El intendente Carlos Sánchez y su gabinete se reunieron ayer para tratar la compleja situación económica que podría atravesar la comuna si la coparticipación provincial sigue, como sostienen las autoridades locales, en descenso.
Los funcionarios se abocaron ayer, según expresó el secretario de Gobierno, Hugo Fernández, a un análisis puntual de cada área de la administración municipal, con el objetivo de readecuar algunos aspectos que permitan continuar con el normal pago de sueldos y prestación de servicios.

No obstante, Fernández admitió que aún cuando se despliega la máxima austeridad en materia de control de erogaciones, la Municipalidad de Tres Arroyos podría cerrar su ejercicio 2009 con déficit.

Comentá la nota