La situación económica en 2010 "no será tan optimista"

El financiamiento es uno de los problemas por resolver, además de la restricción de importaciones, lo que contribuyó al parate en 2009, según dijo el analista.
El economista Miguel Arrigoni consideró ayer que la situación económica del país en el 2010 "no va a ser tan optimista" al advertir que el Estado estará "un poco ausente" en el financiamiento, lo que hará "más lenta la rueda" de la actividad.

Arrigoni calificó de "acertada" la decisión del ministro de Economía, Amado Boudou, de buscar volver a los mercados de deuda internacionales, pero vaticinó que "va a tomar tiempo" que vengan capitales del exterior al país.

"Creo que la situación en el 2010 no va a ser tan optimista como ven algunos, básicamente porque el Estado va a estar un poco ausente. El principal motor de la economía en los últimos dos años ha sido el sector público y creo que éste va a participar menos en el financiamiento, y eso hará que se haga más lenta la rueda del movimiento", evaluó.

En declaraciones a radio El Mundo, el director de Deloitte & Touche sostuvo que la economía argentina no va a disfrutar de la recuperación que se espera a nivel mundial porque es más dependiente de la coyuntura interna, y auguró que el 2010 en materia de inversión "en el mejor de los casos, vamos a tener un año parecido a este".

"Creo que la Argentina no sufrió tanto la crisis como el mundo, estamos en un modelo distinto que depende mucho de nuestra realidad y tampoco vamos a disfrutar de la recuperación; seguimos dependiendo más de nuestra interna. La Argentina no está interactuando mucho con el mundo", explicó.

Al analizar la situación financiera local, Arrigoni juzgó "acertado" volver a los mercados de capitales internacionales como ambiciona Boudou, una vez que haya finalizado el canje de deuda en default.

"Es la ambición del ministro de Economía, creo que es acertado. Va a hacer falta financiamiento externo para paliar la falta de financiamiento que va a venir este año, producto de la menor actividad", fundamentó.

No obstante, advirtió que la llegada de capitales extranjeros al país "no va a ser fácil, va a tomar tiempo", y dijo que hay "incertidumbre" en la toma de decisiones de los empresarios.

"Cuando se ha hecho un default importante, es uno de los más grandes de la historia, la recuperación es lenta. Pero el tema es empezar a volver", señaló.

Arrigoni resaltó que a ese problema se suma el de las restricciones oficiales a las importaciones, estrategia que, según dijo, contribuyó en gran medida al parate que se vio en 2009 y al que tildó como "un error" del Gobierno.

"Hay dos problemas: el financiamiento del sector público, que va a ser menor, y las importaciones, que están prácticamente frenadas. Creo que es un error estratégico de parte de un gobierno que siempre apostó a la actividad y ahora, por temores que no se terminan de entender bien, está apostando a la baja de actividad. Está haciendo lo contrario de lo que hizo a lo largo de toda su gestión", cuestionó.

Consultado sobre las versiones que circularon acerca de un eventual impuesto a la renta financiera, argumentó que "los bancos no están en condiciones de pagar eso", tras la grave crisis financiera internacional.

Comentá la nota