La situación por los desbordes del río Salado está controlada

Desde la Dirección de Defensa Civil indicó que se continúa trabajando en una situación que afectó a muchas familias en el interior de la provincia. La asistencia continuará en los parajes afectados por las inundaciones.
La Dirección Provincial de Defensa Civil comenzó el año con mucho trabajo debido a la crecida que experimentó el río Salado. Incluso con desbordes y evacuados en el departamento Alberdi, por suerte sin consecuencias serias ni daños a los pobladores.

En este sentido, el titular del organismo Mario Guzmán confirmó que "se registraron distintos desbordes en el interior de la provincia, pero hoy ya se está trabajando normalmente ya que nos informaron que se está derivando el caudal normal pero de todas formas estamos desplegando un arduo trabajo en cuestiones de asistencia".

"Ahora por orden del gobernador vamos a continuar con la asistencia a algunas familias que han sido afectadas por los desbordes en algunas localidades", argumentó.

Al ser consultado sobre los departamentos en los que se está trabajando, el funcionario dijo: "principalmente se está trabajando en los departamentos Alberdi, Jiménez, Copo y Pellegrini con un total de cuatrocientas familias afectadas".

Estas familias son asistidas a través del área de desarrollo social y en forma conjunta con el GER y con la Dirección Provincial de Defensa Civil, quienes desplegaron una ardua tarea en los últimos días.

"Se están esperando lluvias en todo el norte -advirtió- por lo que las distintas áreas que estamos trabajando en esta problemática se debe estar atentos y preparados si se llegaría a dar una situación similar en otros lugares del interior de la provincia y en las zonas afectadas, pero hasta el momento tenemos toda la situación controlada".

Comentá la nota