"Es una situación delicada para Santa Fe"

El senador peronista Ricardo Spinozzi dijo que el gobierno de Binner "le tiró sus problemas de caja a la Legislatura". Y lo acusó de llevar a la provincia "a un descalabro financiero nunca visto". Aclaró que su bloque actuará "responsablemente".
El senador Ricardo Spinozzi cree que el bloque de senadores del PJ se convirtió en blanco de una maniobra política de la Casa Gris. Meterle mucha presión para que esta semana habiliten la caja que necesita el gobierno de Hermes Binner: entre 400 y 500 millones de pesos para pagar los sueldos públicos de diciembre, el presupuesto 2010, un aumento generalizado de impuestos y una autorización para endeudar a la provincia por 1.600 millones de pesos. Si los senadores del PJ no votan, los santafesinos cargarían con las consecuencias. "La teoría del incendio", la llaman algunos. Spinozzi ya dijo que el PJ no desfinanciará a la provincia, pero puso límites. "No vamos a votar cualquier cosa", dijo. Y acusó a Binner de llevar a Santa Fe "a un descalabro financiero nunca visto. Estamos ante la posibilidad de que el gobierno comience a girar en descubierto. Una situación delicada, en la que hemos tocado fondo". Con todo, Spinozzi dijo que su bloque habilitará el uso de partidas de capital para que el gobierno cumpla sus compromisos salariales de este mes, aceptará el aumento de algunos impuestos, pero rechazará el endeudamiento generalizado por 1.600 millones de pesos.

Spinozzi rechazó la estrategia del gobierno de tirarle sus problemas de caja a la Legislatura, y en especial al Senado. "Es una irresponsabilidad", afirmó. "Para pagar los sueldos públicos no hay que recurrir a estas maniobras. Deberían tener un control del gasto. A principios de año, cuando se pone marcha un presupuesto, hay que muy tener presente los recursos con que se cuentan y los gastos que se van a realizar", dijo. Y puso un ejemplo. "La provincia tiene 4.000 cargos creados sin cubrir en distintas áreas. Sin embargo, el propio ministro (de Economía, Angel Sciara) que hoy no puede pagar los sueldos, en el presupuesto 2010 que está en discusión en la Legislatura, pidió 3.500 cargos más, lo cual es un disparate. Entonces, se dice una cosa, se responsabiliza a la oposición y se hace lo contrario", agregó.

"Cuando se votó el presupuesto 2009 y un sector del PJ le terminó dando al oficialismo los dos tercios en Diputados, nosotros dijimos: "Cuidado con los gastos corrientes". Tendríamos que imputar los fondos que habían quedado del gobierno de (Jorge) Obeid para que no los absorba al déficit. "Cuidado con los cargos y los gastos corrientes". Pero no fuimos escuchados y aquí están las consecuencias".

¿Qué decisiones tomaron con respecto al paquete de Binner? -preguntó Rosario/12.

En principio, la decisión es no autorizar un endeudamiento generalizado (por 1600 millones de pesos) y sí garantizarle al gobierno que ante cada necesidad en el año 2010 recurra a la Legislatura con un proyecto específico: el monto del préstamo, la tasa de interés, el plazo y si consideramos que corresponde, lo votaríamos en un tiempo prudencial.

Ustedes querían discutir los tres proyectos por separado: presupuesto, reforma fiscal y el pedido de endeudamiento, pero mandaron un solo mensaje.

Así es. Eso fue una provocación. Le dijimos al ministro (de Gobierno, Antonio) Bonfatti y al ministro Sciara que manden tres proyectos porque de lo contrario el tratamiento sería muy complejo. Y mandaron uno solo con los tres temas. Fue a Diputados, y llegó al Senado el jueves, dos semanas antes de que termine el año.

¿Cuándo votan el presupuesto?

Hemos habilitado el miércoles para sesionar. Y si no, pasaremos a la última semana del año, el 30 de diciembre, para darle al gobierno esta herramienta que es necesaria.

¿La referencia del PJ es el dictamen de minoría de Diputados?

Estamos trabajando en esa línea. Pero hay que tener en cuenta la realidad geográfica de cada senador. Por ejemplo, sobre el impuesto inmobiliario rural es muy distinta la situación que se vive en el sur de la provincia que la que se vive en el norte y muy disímiles las opiniones de los senadores de cada uno de estos departamentos. Hay que trabajar sobre el inmobiliario rural y el urbano. Hay un pedido para cobrar una cuota extra de la patente este año y el que viene con una complicación adicional, que los intendentes y presidentes comunales tienen la facultad de aumentar hasta un 10 por ciento el gravamen, así que hay algunos lo hicieron y otros no. Es un tema que estamos evaluando. La propuesta del gobernador de aumentar un 1.000 por ciento el impuesto a los sellos nos parece desproporcionada. Y sobre el tema de ingresos brutos: el justicialismo ha mantenido durante muchísimos años una posición respecto al Pacto Fiscal firmado en 1993 y por más que se diga lo que se diga, no habrá ningún industrial o empresario que absorba un aumento: eso irá directamente al costo y lo terminará pagando la peluquera, como le gusta decir a Binner. Sí estamos analizando el caso de aquellas empresas que fabrican fuera de la provincia y facturan aquí y algunos rubros que podrían merecer un acompañamiento al gobierno en el aumento de alícuotas.

Comentá la nota