Situación complicada en varios distritos.

Situación complicada en varios distritos.
El intendente de Fray Mamerto Esquiú y presidente de la Comisión de Participación Municipal, Humberto Valdez, se sinceró sobre las finanzas deprimidas de la mayoría de las comunas, y reconoció que se convirtieron en "pagadoras de sueldos".
El jefe comunal dijo que la situación de los municipios es "crítica y triste, se acabó la época de las vacas gordas, donde pudimos hacer muchas cosas para nuestros municipios; ahora sólo somos pagadores de sueldos". En este marco, el jefe comunal chacarero reconoció que también en su distrito se implementarán medidas de ajuste para hacer frente a la crisis y evitar la cesación de pagos. Valdez informó que una docena de comunas están en situación más complicada, aquéllas que destinan el grueso de lo que reciben a sostener la planta de empleados, que son las que mes a mes deben ser asistidas para poder asegurar los sueldos. Y recordó que, por la decisión de preservar el Fondo de Emergencia, se produjeron también recortes en la asistencia de emergencia. Por otro lado, trascendió que varios distritos están adeudando dinero a la distribuidora de energía eléctrica, aún cuando se comprometieron a no caer nuevamente en mora, luego de que la Provincia absorbiera la millonaria cifra que los municipios en su conjunto debían a EDECAT.

Dificultades por el 11%. La Municipalidad de Andalgalá aún no pagó el incremento de 200 pesos que otorgó el Gobierno Provincial en septiembre pasado. La comuna que dirige el peronista José Perea adhirió, mediante una ordenanza, aprobó el incremento pero nunca lo aplicó porque esperaban conseguir el auxilio de la provincia. A raíz de esto, ATE -gremio que representa a los trabajadores municipales- amenazaba con iniciar una demanda laboral. Las dificultades económicas ya obligaron a Perea a recortar un 15% el sueldo de sus funcionarios.

Sueldo astronómico. Un sueldo de intendente que rondaría los 10 mil pesos mensuales y que superaría inclusive el del Gobernador habría motivado una auditoría de parte del Tribunal de Cuentas de la Provincia en la comuna de Recreo. En teoría, los haberes de los intendentes deberían tener como tope el 70% del ingreso del Gobernador. Justamente por las irregularidades detectadas en Recreo, el organismo de cuentas anunció que enviaría una comisión a la comuna que dirige el justicialista Daniel Polti (foto). Polti es el jefe comunal que anunció las medidas más drásticas de reducción de gastos, que incluyen la suspensión de decenas de contratados, la reducción de sueldos de la planta política y, eventualmente, del número de funcionarios del gabinete. El trabajo del Tribunal, sin embargo, es más amplio, ya que se auditarán los ingresos que perciben otros jefes comunales, para determinar si se ajustan a lo que dicen las Cartas Orgánicas de cada distrito. En ese marco, también se pondrá sobre la lupa el número de funcionarios y los sueldos que perciben.

Deudas. La comuna de Tinogasta, a cargo de Simón Quintar, debe comenzar a pagar a Rentas de la Provincia una deuda que superaría los 300 mil pesos "por la no rendición de las retenciones impositivas que hizo la anterior gestión en 2007". Así lo informó el jefe comunal quien precisó que la deuda original era de 120 mil pesos pero que, con los intereses y la multa, se elevó a 300 mil. Esta situación complica severamente las finanzas del municipio que, según admitió Quintar, ya destina el 95% de su coparticipación al pago de sueldos. Por otro lado, la Nación está reclamando al municipio del Oeste catamarqueño unos 250.000 pesos que envió para la ejecución de un programa social. Aparentemente no hay comprobantes sobre cómo se gastó el dinero y quienes fueron beneficiados.

Comentá la nota