"La situación de las causas por crímenes de lesa humanidad"

Espacio local por la Justicia emitió un documento
La Mesa local de la Memoria por la Justicia -integrada por militantes del Movimiento Evita, Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), Asociación de Empleados de la Marina Mercante (AEMM), Suteba-CTA, Radio del Pueblo, Revista Posdata, y otros no encuadrados en organizaciones- emitió un informe sobre "la situación de las causas por crímenes de lesa humanidad en San Nicolás". Refiere que las mayoría de las causas –cuya investigación fue impulsada en todos los casos por el Ministerio Público Fiscal- tienen como querellantes a las Secretarías de Derechos Humanos de Nación y Provincia de Buenos Aires. Particularmente, también hay familiares y allegados como querellantes.

Según enumera el documento, las causas se agrupan en ocho:

1. La Masacre de calle J. B. Justo (noviembre `76) próxima a Juicio Oral. Existe un desprendimiento de esta causa que investiga supresión de identidad de menores.

2. Dos causas relacionadas con militantes del PRT-ERP (`76, Pergamino – Baradero caso Santillán-Lanzillotto y caso Hoffer).

3. Dos causas relacionadas con militantes de JP-UES-Montoneros (`77 San Nicolás caso Martínez-Alvira y caso Martínez-Budassi y otros).

4. Dos causas relacionadas con militantes del PC (`76 y `77 San Pedro, Caso Pheulpín).

5. Una causa que investiga privación ilegítima de libertad a un grupo de militantes gremiales, sociales, profesionales y hombres de la cultura. (`76 y `77 en San Nicolás)

6. Una causa relacionada con un militante de JP-Montoneros (caso del Policía desaparecido Ceccon, 1978 Pergamino)

7. Una causa relacionada con un militante del ERP-PRT (caso Korzunsky, en `76, San Nicolás). Se constituyó un familiar como querellante representado por una Abogada de Suteba.

8. La causa que investiga los motivos de la muerte de Monseñor Ponce de León (en `77, San Nicolás).

Los procesados

"Los procesados hasta el momento son 12, de los cuales dos han fallecido y uno está prófugo. En tanto existen elementos de prueba suficiente para imputar a los responsables del Destacamento de Inteligencia 101", refiere la Mesa y suma: "Esta es la nómina de procesados: Manuel Fernando Saint Amant (Coronel (RE) del Ejército Argentino), Antonio Federico BOSSIE (Coronel (RE) del Ejército Argentino), Fernando García (Tte. Coronel (RE) del Ejército Argentino), Juan Antonio Benvenutto (Comodoro (RE) de la Fuerza Aerea), Jorge Muñoz (Comisario Gral. (RE) de Policía Federal), Osvaldo Somohano (Comisario Gral. (RE) de la Policía Bonaerense), Roberto Guerrita (Comisario Mayor (RE) de la Policía Bonaerense), Edgardo Mastandrea (Comisario Insp. (RE) de la Policía Bonaerense), Daniel Fernando Quintana (Subof. May. de la Policía Bonaerense), Faustino Escande Lobos (Prefecto May. del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires – se encuentra prófugo con orden de captura), Carlos Diego Ricardes (Coronel (RE) del Ejército Argentino) –fallecido-, Miguel Ángel Regueiro (Pbro. Capellán Militar) –fallecido-.

Segundo semestre de 2009

Para la Causa de la Masacre de Calle J. B. Justo ya se designó al Tribunal Oral Federal Nº 2 de Rosario. Las partes querellantes y el Ministerio Público Fiscal ya concluyeron el ofrecimiento de pruebas. Actualmente está pendiente la fijación del lugar físico y la fecha de inicio.

Por otra parte, las dos causas que investigan la caída de un grupo de JP-Montoneros y de la UES (Exalumnos del Colegio Don Bosco) ocurridas en mayo de 1977, el Juez Villafuerte Ruzo ya corrió el artículo 346 a las partes querellantes, por lo que se pide la elevación de ambas a Juicio Oral.

"En cuanto a las otras causas, muchas de ellas se encuentran estacadas por incidentes judiciales que la Cámara Federal de Rosario debería resolver. Los vientos de la coyuntura política parecen soplar a favor de los impunes", expresa el documento de la Mesa.

Ponce de León

En tanto la causa de Monseñor Ponce de León tras la exhumación del pasado 5 de mayo, los resultados de la pericia suponen que la muerte fue producto de la colisión frontal de automotores. Descartando la "presencia de elementos metálicos compatibles con proyectiles de armas de fuego". "Es importante precisar, que nunca las partes querellantes mencionaron la posibilidad de que la muerte de Monseñor Ponce de León fuese producto de un arma de fuego, sino, al igual que en el caso del Obispo de La Rioja, Monseñor Angelelli, consecuencia de un atentado mediante un accidente con intencionalidad criminal", destacan los miembros de las organizaciones que integran el espacio de la Memoria por la Justicia.

"En este sentido, está claro que existe un sector de la sociedad vinculada a la jerarquía eclesiástica como al Poder Judicial y la prensa, cuyas intenciones es `ningunear` la memoria de Ponce de León. Fue notable la diferencia en cómo la iglesia riojana reconoció en Angelelli a un Mártir por la Fe, en tanto aquí pareciera que les molesta que el pueblo lo nombre y reconozca en su obra pastoral, un Pastor que ofrendó su vida por los perseguidos en aquellos años grises. Claro que no cuentan con la obstinada memoria de los que siguen el mandato bíblico de `sólo justicia perseguirás`, concluye.

Fiscalía espera aclaraciones

EL NORTE consultó al Fiscal Juan Murray sobre los resultados de las pericias practicadas días atrás a los restos de quien fuera Obispo de San Nicolás, Carlos Horacio Ponce León, en el marco de la causa que investiga los motivos de su muerte en 1977. "Los resultados del informe antropológico médico forense sobre los restos de Monseñor Ponce de León, fueron incorporados a la causa, pero no se han hecho públicos. A través de una resolución anterior, el Juez Federal recordó a todas las partes la obligación que tenemos de guardar secreto de las actuaciones en virtud del artículo 204 del Código Procesal Penal de la Nación, más allá que desde mi criterio personal considere que hay determinadas circunstancias que por la magnitud de la importancia de la investigación, la trascendencia pública de los sucesos, sería bueno que los actores judiciales pudiéramos hablar sobre determinados elementos de prueba que han sido incorporados al proceso", expresó.

Conclusiones y pedidos

Murray precisó: "Lo que nos interesaba era que se verificara cuáles eran las lesiones que presentaban los restos -si es que presentaban algún tipo de lesión- si éstas se comparecían con las que habían sido relatadas en el expediente de 1977 y si las mismas resultaban compatibles con lesiones que pudieran haber sido producidas en un accidente, en una colisión vehicular como la que se había documentado. A eso han dado respuesta los Peritos actuantes, aunque aún se encuentra pendiente la pericia accidentológica. Hay conclusiones a las cuales arriban, que nos llaman la atención, nos parece que no dejan claridad sobre algunos puntos, por los cual hemos pedido al Juzgado se le requiera una serie de aclaraciones a los Peritos".

La Fiscalía también solicitó que se verifique si los restos pertenecen efectivamente a Monseñor Carlos Horacio Ponce de León. "Esto no está concluido todavía, porque no están terminados los exámenes de ADN", agregó.

Sobre el pedido, la Iglesia Católica Apostólica Romana, de ser parte querellante en la causa de Ponce de León, informó: "El Juez Federal revocó la legitimación para actuar presentada por el Obispado local, en base al pedido que habíamos hecho la Fiscalía y las querellas particulares".

Comentá la nota