Sitramune tomó la Municipalidad y Farizano cortó todo diálogo

El conflicto gremial con el municipio neuquino se agravó. El intedente dijo que no se puede negociar con un revólver sobre la mesa.
El conflicto gremial del municipio neuquino en vez de mejorar se agravó y parece tomar un camino sin retorno; los trabajadores agrupados en Sitramune tomaron esta mañana la sede de la Municipalidad mientras esperaban ser atendidos por el Secretario de Gobierno, Mariano Mansilla.

El ingreso al municipio no se hizo en forma pacífica. La rotura de un vidrio permitió que los empleados accedieran a la sede comunal.

El intendente de la ciudad de Neuquén, Martín Farizano, aseguró que “en las actuales condiciones no hay ninguna posibilidad de negociación y queda suspendido cualquier intento de diálogo”, en referencia a la decisión de la dirigencia y activistas del Sindicato de Trabajadores Municipales (Si.Tra.Mu.Ne) de ocupar violentamente las instalaciones del Palacio Municipal.

Se registraron además incidentes en el Palacio comunal, donde fue agredido un fotógrafo y su cámara destruida por los agresores.

Por su parte, el Secretario Legal y Técnico de la Municipalidad, Fabricio Torrealday, dijo que no salen del asombro con lo ocurrido "se trató de una actitud intempestiva, fuera de lugar, del marco del derecho y las normas".

El Funcionario dijo que "han roto todos los vidrios de la planta baja. destruyeron mobiliario y agredieron compañeros". Torrealday agregó que "con está actitud no van a solucionar el conflicto, están muy equivocados".

El Secretario dijo que se realizarán las denuncias correspondientes, tanto por los daños materiales como por el delito de lesiones y será la justicia quien intervenga.

Comentá la nota