Sitramune arremetió contra ex intendente

Luis Martínez brindó detalles sobre la acusación penal hacia Horacio Quiroga.

El ex secretario general del gremio afirmó que desde 2002 en el Municipio se inició un proceso para sacar trabajadores de la comuna.

El ex secretario general de Sitramune, Luis Martínez, hizo público los detalles de la denuncia penal que presentó el martes en la Fiscalía General contra el ex intendente de la ciudad, Horacio Quiroga.

El dirigente gremial lo acusó de haber sacado gente del municipio a través de jubilaciones anticipadas destinando fondos públicos para esta meta con el objetivo de ubicar en esos puestos de trabajo a amigos y familiares.

Martínez, junto al actual secretario general Santiago Baudino, manifestaron que según sus cálculos "se habrían jubilado unas 300 personas, y se habrían destinado 3 millones de pesos. En el 2002 había en el municipio en planta permanente 2.300 agentes, en el 2007 había 1.663 y Quiroga ubicó a unos 500 amigos, así mantuvo el número que exige la Carta Orgánica respecto a la cantidad de empleados en planta".

Además detalló que en el año 2002 comenzó un proceso para sacar a trabajadores del municipio. "(Quiroga) necesitaba que se vaya desgranando la planta permanente y como sus empleados no se morían no podía contar con eso. Tampoco propició una mesa de diálogo y estimuló con sueldos congelados para que la gente se vaya. Empezó a contratar gente con las cuales tenía favores políticos y las puso a trabajar en lugares donde ya había empleados municipales", mencionó Martínez.

"Desvió fondos"

El dirigente gremial opinó que "Quiroga necesitaba que estas personas se jubilen, entonces se aprobó una ordenanza que fue enviada por él y que permitía la jubilación anticipada y para esto utilizó dinero del erario público, para pagar el 11 por ciento de los aportes jubilatorios hasta los 65 años", señaló Martínez quien manifestó que lo hizo con la anuencia del Deliberante.

Luego agregó que para fomentar esta jubilación no cumplió con el artículo 40 de la Ordenanza 7.694 y decretó el pago de las licencias no tomadas. "Sabía que no iba a tener consenso en el Deliberante porque este artículo prohíbe pagar vacaciones después de dos años de que no se tomaron a no ser en los casos de fallecimiento, cesantía o exoneración. Él las pagó igual, desvió plata de la comunidad para acomodar a sus amigos y dejar lugar para sus compromisos políticos que son los funcionarios que están hoy", afirmó Martínez y agregó "está demostrado que Quiroga cometió un delito configurado, ésa es la denuncia penal".

Comentá la nota