Un sistema unificado que funciona partido

Cuando había una sola empresa, la red de distribución troncal de electricidad en el Alto Valle rionegrino y la Confluencia neuquina funcionaba como un sistema unificado.
Pero en la década pasada, se disolvió Agua y Energía, se privatizaron algunos de sus activos, como la central Alto Valle, y se provincializaron las líneas de alta tensión y las estaciones transformadoras, que deberían ser operadas de manera conjunta entre ambas provincias, aunque en los hechos funcionan como empresas independientes asociadas (el EPEN y Transcomahue) que, para colmo, no siempre conviven en armonía.

En las instalaciones que están pegadas al puente viejo que une Neuquén y Cipolletti funciona la central térmica Alto Valle, que pertenece a la estadounidense Duke Energy, además de la estación transformadora del mismo nombre que pertence al sistema regional pero opera y mantiene el EPEN neuquina, y el centro de operación de la distribución troncal, que también es de las dos provincias, pero gerencia Transcomahue, que es la empresa que creó el gobierno rionegrino para tomar las líneas transferidas por Agua y Energía.

Hay además otros actores en este sistema regional, los distribuidores, lo que hace más compleja la operación de la red.

Comentá la nota