"El sistema de selección de jueces es perfectible" sostuvo Muchnik

Recordó que el decreto que instruyó la audiencia pública, fue firmado por Fabiana Ríos 72 horas antes de que los consejeros tomaran la decisión sobre quien ocuparía el cargo bacante en el Superior Tribunal de Justicia y la constitucionalidad del decreto 723 está siendo revisada por la Justicia. Opinó que el ámbito para modificar el Consejo de la Magistratura es la Legislatura, pero si se deciden efectuar cambios en el reglamento, deben llevarse adelante en el seno de ese cuerpo colegiado, postura que la sostuvo marcando un claro respeto por las instituciones públicas. Lamentó que las preguntas que ayer presentó Participación Ciudadana no hayan sido propuestas en la instancia de elección.
USHUAIA - Cada vez que se cuestiona al proceso de selección de magistrados, de alguna manera, se deslegitima a todo el Poder Judicial, aseveró el Juez Javier Darío Muchnik, quien ayer participó de la audiencia pública que se llevó adelante en el salón blanco de la casa de gobierno, en el marco del decreto 723 rubricado por Ríos; decisión que corre el riesgo de ser declarada institucional por el Poder Judicial de la provincia.

El actual juez, no pasó por alto la oportunidad para recordar ante los presentes y los medios de comunicación que el decreto del Ejecutivo, que puso en marcha la audiencia publica, fue rubricado unas 72 horas previas a la instancia de selección que impulsó el Consejo de la Magistratura para ocupar la bacante en el Superior Tribunal.

En ese escenario, creyó pertinente rememorar cuáles son los caminos que se transitan para acceder al nombramiento de un juez en Tierra del Fuego. Así, enumeró su vasta trayectoria, motivos mas que suficientes para dar cuenta sobre el proceso de selección.

En relación a ello, remarcó las diferencias que se dieron en su última participación -en la que resultó elegido para el Superior Tribunal- en comparación a las anteriores circunstancias que lo llevaron a ocupar diferentes cargos en el servicio de Justicia fueguina.

"En ésta ocasión, estábamos obligados a acompañar todos nuestros antecedentes curriculares, y de información requerida por la ley aun vigente. Luego de ello el Consejo hace una primera selección para evaluar si todos ellos cumplen con lo requisitos constitucionales. Una vez que esa instancia concluye, elabora una lista de candidatos admitidos que pone a conocimiento de toda la ciudadanía con el objeto de que cualquier personal diga absolutamente lo que quiera de los candidatos que se inscribieron" detalló el Juez Penal.

Seguidamente, reconoció que el sistema de selección puede ser perfectible, y sustentó su pensamiento al indicar que -más allá de la simpleza del enunciado- está protagonizado por personas. "La dimensión de lo humano está presente y sí se puede proponer herramientas que logren achicar los errores" propinó.

En un silencio marcado por el respeto de sus pares, Muchnik, recordó las discusiones que se dieron en el seno de la Convención Constituyentes, donde se trató de evitar la politización del Poder Judicial y de ese modo se pensó en la creación del Consejo de la Magistratura.

"El rol que cumplen los abogados que componen el Consejo de la Magistratura es bien diferenciado" a pesar de poseer una formación profesional que los iguala, dijo el letrado. En ese sentido, hizo público su posición respecto a la diferenciación que es notable entre la responsabilidad de un abogado y un integrante de un cuerpo colegiado o de una fiscalía, expresiones que reconoció el provocan situaciones encontradas entre sus propios pares.

"Sigo sosteniendo entonces, que los jueces, los fiscales y los defensores, no pueden participar en la elección de los abogados que claramente tienen que ser de aquellos que ejercen la profesión de abogados" remarcó.

Para trazar un paralelismo de su experiencia personal entre sus anteriores participaciones en procesos de selección y la recientemente, efectuada por el órgano colegiado, especificó que "recuerdo cuando en el año 98 me presenté para un concurso, me entrevistaron en la ciudad de Buenos Aires, las entrevistas no fueron públicas, no había acceso a la información, nadie tenía acceso a los curriculums y antecedentes y desde ese momento hasta ahora evidentemente hubo una apertura en ese sentido", compartió.

En cuanto al respeto que se le debe propinar a las instituciones, exhortó a acatar las decisiones de los organismos, dado que es una regla de la vida en democracia. Y allí coincidió con el presidente del colegio de abogados de Ushuaia, Raúl Aciar, en la necesidad de la búsqueda de herramientas que ayuden a hacer aún mas perfectible el proceso de selección, "esto significa que respetar la República es acatar las decisiones de los organismos", sustentó Muchnik.

"Una responsabilidad que tenemos que asumir es la de honrar decididamente esos ideales que tuvieron los convencionales constituyentes cuando creyeron que íbamos a ser mejor siendo provincia. Honrar ese compromiso es no perder el tiempo en metodologías que no sirven para lograr lo que todos queremos" opinó.

Defendió el actual proceso de selección de jueces, y dijo que no es peor al que tienen otras provincias, donde son designados por los gobernadores y luego el Poder Legislativo, termina por completar esa decisión.

Además llamó a vencer el prejuicio y la sospecha generaliza de que todo está mal y "que todo huele mal, somos pocos y nos conocemos" sostuvo, al tiempo que dejó en claro que "cuentan conmigo para todo tipo de reformas y debates" y nunca "me van a tener del lado de las criticas detractoras que busquen desprestigiar a todo el Poder Judicial".

Finalmente, dejó en claro que muchas de las respuestas a las preguntas que el prodigaran (en la audiencia de ayer) desde Participación Ciudadana, se encuentran en sus fallos y trabajos doctrinarios que figuran en sus antecedentes.

"El derecho constitucional a la libertad de expresión, supone el derecho a la información, esto significa que una mejor libertad de expresión se adquiere cuanto más amplio es la información que se tiene para emitir la opinión. Pero eso requiere de una actitud, sino nos convertimos en opinólogos y nos manejamos por titulares" concluyó el magistrado; palabras que tuvieron como destinatario al los integrantes de esa ONG que de manera constante cuestionan la metodología de la selección de jueces.

Comentá la nota