Sistema sin precedentes en la Argentina

El secretario de Finanzas, contador Paulino Rossi, ponderó el procedimiento de video vigilancia ciudadana que impulsó el Municipio de Río Grande y que fue cedido para que sea administrado por la Policía de la Provincia como "un sistema sin precedentes en la Argentina", y resaltó la participación de la institución policial y de las empresas TV Fuego y Cooperativa Eléctrica en este sistema. Invitó a los vecinos a sumarse a la red preventiva mediante este método.
"La seguridad es un tema muy importante al cual no hay que tomarlo con medidas aisladas, sino que hay abordarlo desde una perspectiva integral para resolver el problema", reparó el funcionario municipal.

Agregó que, si bien la seguridad no es una responsabilidad primaria del Municipio, "nosotros queremos una ciudad segura porque hace a la calidad de vida de los ciudadanos. Es así que empezamos a trabajar en conjunto con la Policía, que es la indicada para garantizar la seguridad dentro de la ciudad, la cual –producto de la coyuntura– está teniendo problemas con los recursos".

Ante esta situación coyuntural de la realidad económica, que no permite destinar muchos recursos económicos a la seguridad, "como idea superadora, lo que se hizo fue trabajar en conjunto para ver de qué manera, con recursos tecnológicos, podíamos optimizar la vigilancia urbana", recordó Rossi.

En este sentido el Secretario de Finanzas recordó que el proyecto de video vigilancia del Municipio está operativo desde hace uno año y medio. "Lo que se hizo fue un acuerdo sin precedentes en la Argentina –cotejando otros sistemas de video cámaras– entre la Policía, que es un ente provincial; el Municipio, que es un ente local y la empresa TV Fuego como una organización del sector privado que es la que nos brindó gratuitamente la fibra óptica. Además, se fueron sumando actores que hicieron posible que esto tenga un costo muy bajo como la Cooperativa Eléctrica, que nos da el personal y las máquinas para poder instalar las cámaras y también el mantenimiento; ahora hemos presentado a la Cámara de Comercio la propuesta para que si distintos comerciantes de una zona quieran sumarse al sistema, puedan adquirir una cámara –esto no tiene ningún costo salvo la inversión inicial– que luego es directamente monitoreada por la Policía, con lo cual ya se tiene un elemento disuasivo para aquel amigo de lo ajeno, porque sabe que se lo va a estar controlando y en caso de que efectivamente ocurra el ilícito, la Policía puede acudir inmediatamente sin tener tantos patrulleros en la calle, sino llevándolos a una situación puntual y teniendo la prueba en juicio porque es un sistema que tiene todas las medidas de seguridad necesarias", explicó.

Consultado sobre la presentación en la Cámara de Comercio de este sistema (fotos), a la cual asistió con su par de Gobierno, Pablo Blanco, oportunidad en que la Policía y la Cámara de Comercio firmaron un convenio relacionado a este sistema de video vigilancia; Paulino Rossi comentó que "notamos mucha ansiedad en los comerciantes; nos marcaron muchas prioridades (en relación a los lugares) que las tenemos en agenda pero hay que recordar que esto es un plan gradual: ahora tenemos cinco cámaras pero en un par de meses vamos a tener 16 cámaras y esto tiene una potencialidad que no tiene techo porque estimamos que en el corto plazo podemos tener gran parte de la ciudad monitoreada", resaltó.

Como ejemplo citó que en el marco del Presupuesto Participativo "vecinos de un barrio puntal de la ciudad han destinado dinero para la compra de cámaras para monitorear su sector y de este modo se suman al sistema; sabemos que hay una situación de crisis, sabemos de que hay una sensación de inseguridad que es una realidad; entonces también se planteó que dentro de la prevención y el buen trabajo que hace la policía, porque el nivel de detenciones que realiza es importante y efectivo, también hay que ajustar la legislación porque hay un sector de la sociedad que ha encontrado como una fisura dentro de la legislación vigente y entonces, producto de esto, se ve que los mismos actores entran y salen continuamente porque es como que se toman los tiempos hasta dónde se puede infringir la ley sin tener que pagar las consecuencias", observó.

Comentá la nota