El sistema financiero, bajo la lupa en Davos

Los líderes mundiales comenzaron a debatir en el Foro Económico Mundial; existe una cargada agenda de temas
DAVOS.- La 40º edición del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) de Davos comenzó hoy a debatir con sus ojos puestos en los efectos posteriores a la crisis global, la reforma del sector financiero y un mayor control del sector bancario.

Bajo un cielo azul y con el sol asomando entre las montañas, los cerca de 2500 participantes de la cita anual que reúne a la elite política, económica y empresarial mundial comenzaron a llegar temprano al centro de convenciones de la exclusiva estación de esquí del este de Suiza, que amaneció cubierta de nieve.

El Foro de Davos, que concluirá el domingo, tiene lugar en plena batalla entre el mundo político y el empresarial por la aplicación de una reforma financiera y una mayor regulación bancaria, luego de la crisis que desembocó en la peor recesión de posguerra.

Sarkozy dedicará justamente el discurso inaugural del Foro, previsto para la tarde, a la "poscrisis" y la "regulación de las finanzas mundiales", según indicaron sus servicios de comunicación. El jefe de Estado francés es uno de los más fervientes impulsores de un mayor control al sector financiero, una cruzada en la cual recibió la semana pasada un fuerte espaldarazo del presidente estadounidense Barack Obama, quien anunció medidas destinadas a limitar el tamaño de los bancos y el alcance de sus actividades.

El tema, que se encuentra en discusión en el G-20 de potencias industrializadas y emergentes desde abril del año pasado, también debería ser tratado por otra de las estrellas esperadas en esta edición de Davos, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, quien recibirá pasado mañana un premio especial al "estadista global".

Pero si los líderes políticos llegan con un discurso firme, también saben que les aguarda una dura resistencia desde el sector bancario y empresarial. En la apertura del Foro, el presidente del banco británico Barclays, Robert Diamond Junior, defendió a los grandes establecimientos bancarios, afirmando que forzarlos a achicarse no es la mejor respuesta para evitar que se repita una crisis financiera. "No he visto evidencia que sugiera que achicar los bancos y hacerlos más pequeños sea la respuesta", dijo Robert Diamond Junior en un debate sobre riesgos financieros.

Según un estudio publicado ayer por la consultora PriceWaterHouseCoopers, los responsables de las grandes corporaciones son más optimistas sobre las perspectivas económicas para 2010, pero también están más preocupados por un posible exceso de regulación de sus negocios.

Además de la poscrisis, el Foro de Davos tendrá como siempre múltiples ángulos de discusión y otros grandes ejes, como la tragedia de Haití, la amenaza de una crisis social por la explosión del desempleo y los temores por la economía china.

Asimismo, los organizadores incluyeron a último momento una sesión plenaria especial centrada en la reconstrucción de Haití, tras el violento sismo que devastó al país caribeño y destruyó las pocas infraestructuras que tenía uno de los países más pobres del mundo.

Comentá la nota