"El sistema está mal y no se lo reconoce y así no se puede corregir"

El coordinador del Centro de Estudios "Nelson Mandela" sostuvo que el sistema sanitario en El Impenetrable adolece de la atención en terreno por parte de las autoridades. Y criticó el empeño oficial en no admitir las falencias que tiene.
En diálogo con RADIO CIUDAD, el Dr. Rolando Núñez, ratificó que el elemento clave para la subsistencia en la zona de El Impenetrable sigue siendo la falta de agua potable. "Sin agua no hay salud, sin salud no hay vida", resumió.

Luego, explicó que la Constitución Nacional, "no hace mención a la vida, porque le reconoce el origen divino. Aunque la regula mal, el Art. 42 proteje el derecho a la salud, que es la vida; pero el correlato de la salud es la comida y el agua. Dos cosas que faltan de manera abundante en El Impenetrable".

A su vez, consideró que "esto demuestra el fracaso de la red sanitaria que, para decirlo sencillamente, muestra un Hospital Guemes de J.J. Castelli hecho con un costo extraordinario y alta en tecnología, es un lugar vacío de Salud Pública.

No tiene nada. No funciona ni tiene personal; tiene terapia intensiva, pero para que atienda tienen que ir dos terapistas desde el Hospital Perrando de Resistencia; para parecer que se pone en movimiento".

Y también afirmó que el sistema de la atención de neonatología no es tal. "La estructura, la fisonomía sí; pero es un lugar de alto riesgo", aseguró

En cuanto al los dichos que tuvo con el jefe de la Zona Sanitaria VII, el Dr. Jorge Belzor Miño, Núñez explicó que mantuvo una reunión con él y el Dr. Rodolfo Sobko.

"Yo les dije con absoluta claridad en este terreno, si Uds. representan al gobierno, amigos míos los invito a que se retiren. Pero si son amigos para conversar, con todo gusto vamos a hacerlo; con nuestro punto de vista, con coincidencias o disidencias y con respeto, pero algo vamos a sacar en limpio".

También reveló que "la reunión fue áspera, pero sacamos puntos de vistas y este fin de semana nos vamos a encontrar en Villa Río Bermejito. Y allí vamos a escuchar a las madres cuyos hijos murieron".

Rolando Núñez dijo que también les pidió que organizaran una asamblea lo más democrática posible, y de ser posible en el CIC, que es el lugar ideal para hacerlo.

Y reconoció que la realización de este tipo de encuentros son muy difíciles, "porque los sectores son muy antagónicos en Villa Río Bermejito". "Belzor pensó que sería una emboscada, nada que ver. Les pedí que vaya el ministro y todas las autoridades, el personal de los centros de salud y escuchen a la gente. Nosotros no tenemos por qué ir. Y seguramente, después, se quedarán el ministro y el personal de Salud, evaluarán los testimonios y después tendrán que tomar decisiones, por que esta es la manera de construir salud cuando se está tan mal".

"Si cuatro bebés de menos de un año murieron en el lapso de 42 días de fallecimientos evitables, porque estaban deshidratados, demuestra que ahí está el problema del agua, de la pobreza, y de las dificultades para el control del embarazo y la atención en los centros sanitarios, etc.", subrayó. Indicando que "si el sistema está funcionando mal y no se lo reconoce, así no se lo puede corregir".

Luego, apuntó hacia la figura del Dr. Baquero, afirmando que "ningún ministro tiene que vivir en un termo, tiene que tener trato directo con la comunidad. Hace falta ese contacto, y no va haber emboscadas, va haber una charla civilizada. Y si alguien se desubica no es difícil corregirlo. El ministro, tiene el deber y el derecho de escucharlos".

Admitiendo que, "si bien bajó la mortalidad infantil, una muerte evitable interpela a todo el sistema. Así, debe ser".

El diálogo con el gobierno.

En otro momento de la charla, el coordinador del Centro de Estudios "Nelson Mandela" explicó que "desde el 19 de septiembre de 2010 nosotros no dialogamos con este gobierno, que fue el día de la represión a la humilde población del Lote 16 cuando se produjo el reclamo por la traza del Electroducto. En ese momento le dijimos oficialmente al ministro de Gobierno que ése era un límite que no podíamos superar de que se permitiese y autorizase una represión en su territorio".

Sosteniendo que "no estamos dialogando con el gobierno y eso representa una gran dificultad, porque precisamente el diálogo es el camino en la democracia. Por eso decimos que el que lee nuestras críticas, está viendo las propuestas ahí abajo. Y el que tiene cierta inteligencia sabe qué puntos tiene que atacar".

N. de R.: Informaciones de último momento, señalan que en la jornada del sábado, en Villa Río Bermejito, los doctores Miño y Sobko encabezaron una reunión con diversos sectores comunitarios de esa ciudad. Escucharon sus reclamos y se comprometieron a elevar un informe al ministro en las próximas 48 horas, para luego convocar a una asamblea ampliada.

Después, junto a miembros del Centro de Estudios 'Nelson Mandela', recorrieron todo el área para efectuar un revelamiento de efectores y centros de atención sanitaria. Se desconocen más detalles.

Coment� la nota