Sistema Acueducto del Oeste: una obra que despierta ilusión y dudas

Sistema Acueducto del Oeste: una obra que despierta ilusión y dudas

En 2017, el por entonces presidente de Obras Sanitarias (OSSE), ingeniero Mario Dell’Olio, decía, en plena audiencia pública con los vecinos de barrios del norte de la ciudad, que la habilitación paralela de redes de agua en el 2 de Abril era una “prioridad” para el proyecto del Sistema Acueducto Oeste (SAO), la obra que hoy se encuentra terminada su primera etapa y, una vez finalizada, incorporará al servicio a 45.600 habitantes y reforzará la calidad de la prestación de otros 348.000 marplatenses.

“Que dejemos de bombear en los pozos actuales los va a beneficiar, no los va a perjudicar, porque hoy puede ser que (un) bombeo intenso nuestro hace decrecer el pozo que tienen sus casas. Cuando eso lo empecemos a parar, evidentemente va a mejorar”, dijo, por entonces, y aseguró que “a medida que podamos ir habilitando tal vez parcialmente alguna parte del acueducto, vayamos (sic) habilitando conjuntamente las redes en los barrios de ustedes”.

Dell’Olio también reconoció en ese encuentro la contaminación de las napas. “Tampoco la calidad de agua que tienen es la correcta, así que el esfuerzo que se va a hacer y a lo que está apuntando el programa que se ha aprobado, es avanzar en las redes a medida que vamos haciendo el acueducto, para que haya un punto de puesta en marcha que signifique generar el agua y poder distribuir en cada uno de los barrios en primera instancia de la zona norte, que es lo que tenemos mayor compromiso”, señaló, según se desprende de la versión taquigráfica de la audiencia.

Sin embargo, la Cooperativa Pueblo Camet aseguró que los trabajos paralelos “no se observa que se estén llevando a cabo” y, el año pasado, la sociedad de fomento 2 de Abril envió una nota para conocer la planificación prevista.

“Me respondieron que se iba a realizar la obra una vez que se terminara el acueducto oeste”, dijo Cristina Ortiz, presidenta de la sociedad de fomento, quien también aseguró que comenzó a sembrarse la duda entre los vecinos.

“La respuesta que se le da a ella nos deja dudas, porque hoy se está construyendo el primer trayecto, que son 25 pozos, pero tienen que llegar a 73. Entonces si nosotros tenemos que esperar a los 73 pozos van a pasar 20 años”, reclamó Carlos Riveros, vicepresidente de la entidad vecinalista.

Los trabajos en la zona son la inversión que responde a un subsidio del 67% por parte del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) y el financiamiento del 33% restante a cargo de OSSE.

Coment� la nota