La sísmica 3D alienta a los buscadores de petróleo en Jáchal

Los primeros indicios que está arrojando esta técnica de búsqueda son muy buenos. Los técnicos son cautos aunque muestran cierta euforia cuando hablan del tema. Todo indica que al final de la interpretación de datos habría muy buenos resultados en la búsqueda de petróleo.
En Oil M&S hay optimismo por los resultados que están obteniendo del proceso de sísmica 3D. Es que el trabajo comenzó a realizarse hace unos días y los resultados obtenidos hacen crecer las expectativas de los técnicos de la empresa. Sin embargo, son cautos a la hora de hablar porque sostienen que por ahora son indicios positivos que pueden dar o no con una caverna donde haya suficiente petróleo. También saben a ciencia cierta que los datos de la sísmica si bien pueden dar buenos resultados, lo que determinará a futuro los resultados es la perforación de un pozo que lleve a conseguir el tan ansiado petróleo o gas.

Los datos son por demás positivos y de a poco comienzan a acrecentarse las expectativas sobre las posibilidades de encontrar petróleo en la provincia y que este tenga el suficiente volumen como para hacer una explotación comercial. Por lo que esto se inició con la refuncionalización de un viejo pozo que, en su momento, había hecho la gente de la Comisión de Energía Atómica a escasos kilómetros de la localidad jachallera de Huaco. Con la conciencia de que San Juan es una zona con bajas probabilidades a la hora de conseguir hidrocarburos empezó el trabajo en la zona. En principio la empresa Oil M&S se comprometió a invertir un millón de dólares y superó ampliamente ese número. Luego de ello hicieron pruebas y consiguieron los primeros indicios en el Pozo Bermejo, esto alentó a los exploradores a avanzar en el trabajo en la zona.

Al finalizar este proceso es que encontraron unos litros de petróleo de alta calidad, situación que llevó a los exploradores a reforzar la apuesta y de ese modo seguir invirtiendo.

Es por ello que al inicio de este mes se anunció que la empresa Oil M&S invertirá unos 4 millones de dólares para continuar con el proceso de búsqueda. Y a partir de ese momento se comenzó con el trabajo de sísmica 3D. De acuerdo a lo que explicaron los expertos, esto consiste en hacer una especie de electrocardiograma al suelo para determinar en qué lugares hay anomalías que puedan indicar la existencia de hidrocarburos. El proceso consiste en que grandes camiones -foto- con una especie de martillos golpean la tierra produciendo cierto efecto. Para captar los resultados se tiran unas líneas de geófonos- aparatos que captan el efecto de la onda-. Estos datos luego son interpretados y de acuerdo a ello pueden dar información sobre la existencia o no de las anomalías mencionadas.

Los primeros datos indican que hay un registro sísmico donde posiblemente pueda existir la presencia de una caja, o caverna donde pueda estar contenido el hidrocarburo. De todos modos, no hay que apresurarse dado que la información todavía no ha sido interpretada. Y los primeros indicios marcan que hay señales en la roca, el terreno y las fallas que luego de la interpretación de la información pueden dar para poder hacer un pozo.

Por lo que, consultadas fuentes de la empresa remarcan que "la única realidad que determinará si hay o no petróleo o gas, es que los datos den buena información que habilite para poder hacer un pozo de extracción".

El proceso de interpretación de la información demorará al menos unos 4 ó 5 meses, con lo que se tendrá certeza sobre los resultados.

Por otro lado, se supo que en el ámbito oficial también hay gran expectativa sobre lo que está ocurriendo en la zona. Es que el Estado provincial es socio en el trabajo que viene haciendo con Oil M&s a través de la Empresa Provincial de Energía.

Desde el Gobierno ven con muy buenos ojos la producción de hidrocarburos dado que esta actividad que sería nueva en la provincia produciría una nueva fuente de ingresos. También se puede producir gas, que en estos tiempos es esencial para avanzar en el desarrollo de las distintas industrias del país.

Comentá la nota