"Sino fuese porque las ediciones de papel le dan dinero a su versión web, éstas no existirían"

El actual editor general de Perfil.com y ex editor ejecutivo de la Revista Noticias brindó una serie de conceptos sobre la actualidad del periodismo en Internet, el futuro de la profesión y la importancia de herramientas como los blogs y Twitter.
Hasta los informes más optimistas de balance del 2009 mostraron que durante los pasados 12 meses, la industria periodística está sufriendo una crisis tanto económica como de concepción. Reducción de personal, fricción entre distintas plataformas y un problema serio: ¿cómo plantear el negocio con una fórmula que fracasó?

LA CAPITAL habló de forma exclusiva con Darío Gallo, editor general de Perfil.com y ex editor ejecutivo de la Revista Noticias. El reconocido periodista brindó una serie de precisiones sobre la actualidad de la profesión y el futuro próximo de la misma.

¿De qué manera se vive hoy el cambio entre un periodismo llamado tradicional a otro digital?

Creo que estamos llegando a un punto en donde no hay tanta diferencia entre el periodismo tradicional y el digital. Desde el punto de vista del lector no se tienen los prejuicios que mucha gente en la profesión si la tiene. Se puede considerar que en la web puede haber errores o información equivocada, pero con respecto al papel en menos de unos minutos vos podés correguir un error, mientras que en el papel hay que esperar al día siguiente. En ésta ventaja se muestra que estamos ante un periodimo más eficaz.

¿Existe una fricción entre el periodismo digital y el tradicional? Recientemente salieron voces contrarias a los medios en la web de periodistas como Pepe Eliaschev y Víctor Hugo Morales, ¿qué significa ello?

Tiene que ver con ignorancia de dos sectores. Que haya está división entre papel y digital es algo que se va a terminar, porque en el corto plazo todos van a ser periodistas digitales porque hay un cambio obvio que se irá desarrollando.

Lo de Víctor Hugo y Eliaschev refleja todo el pensamiento de un grupo de periodistas que se sienten amenazados ante lo desconocido, pero creo que supera con el tiempo. Tal vez desde la comodidad prefieren restarle importancia antes de interesarse por lo nuevo. Está mal que un periodista ignore esto. Porque para una persona que vive de la comunicación es importante conocer las nuevas herramientas que van apareciendo. Pero descartar de plano sin saber lo que es es una estupidez.

¿Qué cualidades debe tener el periodista en la actualidad?

Sobre todo tiene que ser la forma de comunicar. Es como se trasmite mensajes. Mucha gente quiere entrar en un medio digital y ni siquiera tiene un blog o participa en redes sociales. Así le va a ser muy difícil entrar en una web porque es otro lenguaje y otro estilo.

Es más importante tomar una persona que tenga ciertas habilidades, pero que le falta para ser un buen periodista y no alguien que no tenga las herramientas que hoy son básicas como audio, fotografía y video. Ésta gente se preocupa en investigar las nuevas herramientas que van saliendo en Internet y las prueban. Están al tanto de la vanguardia.

¿Pensás que hay algún tipo de falencia en la parte formativa?

Sí totalmente. Las Escuelas de Periodismo están retrasadas con la realidad. Por lo general quienes dirigen todas las carreras dedicadas la Comunicación, son aquellos que ven a lo digital como algo menor, entonces se aferran demasiado a lo viejo. Los planes de estudio no sirven para salir a trabajar hoy. No sé si hay alguna Facultad que dé el 30% de las herramientas que se necesitan para trabajar en un medio digital.

¿Hacer rentable a la web es un desafío de los dueños de medios?

Yo creo que el desafío de la empresa periodística es la rentabilidad y el de los periodiostas es que el negocio funcione. Así como está, no funciona. Y los periodista deberían dar ideas y ayudar para que no se termine este tipo de periodismo que conocemos hoy en día. Por que si todas las empresas periodísticas desaparecerían del mapa, sería lo más interesante que pasaría para todos los poderosos del mundo. El periodista también debe estar comprometido con el negocio en sí de la rama.

Ha habido muchas falacias y las sigue habiendo. Yo creo que en Internet hay un único discurso con muchos repetidores. En el caso del negocio periodístico está basado que desde sus inicios en la web todo tenía que ser gratis. Ese fue un "caramelo" que le tiraron a los empresarios que se equivocaron. En ningún negocio del mundo, lo gratis es rentable. Y la publicidad en la web nunca va a ser negocio porque al haber tantos canales para publicar, todo se atomiza y son centavos para cada uno. El verso de lo gratis fue algo que le convenía a las telefónicas y a otras pocas empresas.

Pero la concepción de hoy es que Internet es sinónimo de gratis...

No todo es gratis. Vos para conectarte tenés que abonar cierto dinero para acceder a la web. ¿Por qué todos vamos a poner todo nuestro contenido gratis, si el operador que nos da acceso a Internet nos cobra? ¿Quién compraría éste servicio sino se tiene acceso a ninguna página o diario?

Al inicio tuvo que haber habido otro tipo de asociación con empresas proveedoras de Internet para que haya algún margen de rentabilidad.

Algo hay que hacer porque ese modelo falló. Sino fuese porque las ediciones de papel le dan dinero a su versión web, éstas no existirían. Hay que hacer algo urgente porque el papel se está muriendo.

La falacia de que todo es gratis tiene que cambiar, y ya estamos viendo como erróneamente se le está cobrando al lector por algunos contenidos. Cuando en realidad hay que cobrarle a los que dan acceso a la web.

¿Cómo será la redacción de un diario a corto plazo?

Con la llegada de todas las nuevas herramientas, las posiciones tienen que distribuirse de otra forma y entrar más gente que sepa de programación, de contenidos multimedia y de diseño. Con el tiempo espero que salgan periodistas capacitados para distintas cuestiones que serán básicas en la redacción digital próxima. Será con menos periodistas y con más especialistas en algo, que podrían ser o no periodistas. Practicamente no van a quedar periodistas puros en las redacciones, todos tendrían que tener otras habilidades.

Hace 6 años comenzastes a trabajar en un formato desconcido hasta ese momento que era el blogging. ¿Cómo ves hoy la realidad de éstas plataformas?

Yo creo que los blogs están sufriendo el tema de las redes sociales en las que es mucho más rápido comunicar. Con un teléfono celular estas esperando el colectivo y podés tirar una idea. Para hacer un post tenésque tomarte un poco más de tiempo. Ese desplazamiento que se está sufriendo por las redes sociales creo que es bueno, porque solo van a quedar aquellos blogs que tienen cosas para decir y que ellas no se pueden decir en otros lugares de la web.

Por eso creo que no va a morir fácilmente. Además podemos ver como en países donde la libertad de expresión se ve amenazada por los gobiernos de turnos, los blogs son fuertes canales de comunicación. Los casos más destacados son en Cuba o Irán.

¿Y que se puede decir de Twitter que resultó ser uno de las más destacadas aplicaciones del año pasado?

Yo lo veo más como una herramienta interna de la profesión. Muchas veces las informaciones se ven primero en Twitter que en otro medio. Porque es mucho más simple. En Twitter como en cualquier otra aplicación uno tiene que seguir a aquellos que sean tipos interesantes. Hay que saber filtrar. Si uno tiene personas en su lista que son claves en distintos rubros, uno tiene un acceso a la información de primera mano único en el mundo.

Comentá la nota